Content Harry Potter Naruto Buffy the Vampire Slayer XMen Translations
  • Previous
  • Next

De: Canuto

Para: El poeta torcido

Asunto: *Sacudiendo la cabeza*

Harry yo te aprecio mucho pero POR FAVOR no vuelvas a enviarme tu poesía torcida de medianoche. Tuve que cepillarme los dientes después de que leí eso para sacarme el sabor empalagoso de la boca.

Ya que me saqué eso del pecho, ¿te das cuenta que dar de vuelta es jugar limpio?

S.

--
¡Jau Jau!


De: *herido*

Para: el crítico

Asunto: Re: * Sacudiendo la cabeza *

¿¿Poesía torcida de medianoche?? Saco pa’ fuera mi alma ¿y así es como me pagas?

Ok, acabo de leer lo que te envié y a lo mejor sí fue medio torcido. Hey, soy joven y enamorado, ¿Acaso esperabas a William Blake? [1]

¿Que quisiste decir con dar de vuelta es jugar limpio?

H.


De: Tu padrino favorito

Para: Cornamenta hijo

Asunto: Re: Re: * Sacudiendo la cabeza *

¿Quién es William Blake?

Es hora de que le des besos de sorpresa.

Canuto

--
Jau Jau


De: Cornamenta hijo

Para: Mi único padrino.

Asunto: Idea

¡Canuto eres un genio!

H. – Poeta Muggle


– Hoy te ves de muy buen humor Harry. – dijo Ron metiendo palas de huevo en su boca, como si el comer rápido le garantizara que no le entraría salmonela a la comida.

– Tuve una conversación en el correo mágico con Canuto temprano en la mañana. – Harry explicó sonriendo. Las salchichas estaban sabrosas esa mañana.

– ¿Oh, y que te dijo?

– ¡Ron no hables con la boca llena!! – exclamó Hermione echándose hacia atrás para evitar la lluvia de huevo.

– Lo siento corazoncito, ¿me perdonas?  – murmuró Ron con sus mejores ojos de borrego degollado mientras miraba a su novia.

Harry probó en ese momento que era un verdadero Gryffindor cuando se abstuvo de rodar sus ojos en irritación hacia la otra pareja.

– ¿Donde se encuentra él? – preguntó Hermione.

– No sé. – dijo él encogiéndose de hombros. – Dijo que estaba haciendo cosas de la Orden con Lunático.

– Oh. – la conversación se apagó un poco en lo que los adolescentes terminaban su desayuno.

– ¿Cual es la primera clase que Ginny tiene esta mañana Hermione? – preguntó Harry. – Tengo que hablar con ella sobre el juego contra los Slytherins.

La joven de cabello marrón miró a Harry de forma sospechosa. Mirada que Ron no captó.

–Su primera clase es Pociones doble.

– Gracias.

Harry cargó su mochila a su clase de Defensa, la cual estaba un poco mas llena de lo habitual pero él esperaba que nadie se diera cuenta.

La clase pasó rápido para él porque apenas le prestó atención. Su mente estaba firmemente trabajando en que tan rápido tenía que salir del salón de Defensa, ir al sótano de Pociones y atrapar a Ginny a solas sin que nadie los viera.

De todos modos si ella podía hacerlo y salirse con la suya, Harry pensaba que él muy bien podía hacerlo igualmente.  Harry no era el Niño que Vivió por nada.


Tan pronto la clase terminó, Harry se volteó hacia sus amigos.

– Demonios olvidé la tarea para McGonagall. Los veo en clase. – y sin decir nada mas, salió corriendo.

– Este chico olvidaría la cabeza si no fuera porque la tuviera pegada al cuerpo. – dijo Ron sonriendo y colocando el brazo sobre los hombros de su novia.

– Sí… – dijo Hermione, aunque en su cara tenía otra vez una expresión de sospecha.


Harry sacó su capa de invisibilidad de su mochila después de haberla recuperado de Ginny temprano esa mañana. Se la puso y se fue corriendo lo más rápido posible hacia el sótano de Pociones, tomando un pequeño atajo por detrás de una estatua.

El joven logró llegar en el momento en que la clase de Ginny estaba saliendo. Se paró a un lado, buscando el pelo brillante que identificaba a los Weasley. Cuando la joven no salió inmediatamente, Harry se movió sigilosamente hacia la puerta y atisbó adentro hasta ver a Ginny quien estaba colocando su poción en el estante para examen mas tarde.

El joven miró alrededor y sonrió de forma traviesa. Tan sigilosamente como pudo, el apuntó su varita a la pared del sótano, la encantó con un hechizo amortiguador y esperó por la muchacha.


Ginny salio del salón de clases, frunciendo el ceño por haber sido retenida por Snape. Harry se quitó la capa de invisibilidad y agarró a Ginny por el hombro. Sin darle tiempo a que ella gritara de la sorpresa, él la empujó firmemente contra la ahora amortiguada pared.

Los ojos de la pelirroja se agrandaron de la sorpresa, antes de cerrarlos cuando sintió el cuerpo del muchacho presionando contra el suyo. En el siguiente segundo él la besó de la misma forma que ella lo había besado. Era fuerte, con su lengua presionando contra la de ella.

Cuando ella se dio cuenta de lo que estaba pasando y se estaba poniendo lista para disfrutarlo, él se separó de ella, le sonrió de forma pícara y se fue corriendo, recogiendo su capa en el proceso. Él se había escabullido antes de que ella tuviera tiempo de reaccionar. La muchacha se quedó boquiabierta y parada contra la pared, con las rodillas débiles de la emoción. Su cuerpo todavía titilaba dejándole saber lo mucho que le gustó lo que el muchacho de ojos verdes le hizo.

Ginny se dio cuenta que su espalda no le dolía y tocó la pared. Reconoció el hechizo amortiguador y sonrió lentamente. Señal inequívoca de los verdaderos sentimientos de Harry hacia ella. Cualquier chico que se preocupara lo suficiente como para asegurarse que la chica no saliera lastimada, siquiera un poco por su pasión, y luego la besaba hasta dejarla sin sentido valía la pena retenerlo.

– Vaya, vaya, vaya ¿Qué tenemos aquí? Una comadreja soñando despierta sobre Potty? [2] Patético.  Él nunca se fijará en una cualquiera como tu. Aunque si estás dispuesta a ganar algo de dinero extra yo te hago el favor.

Ginny se enderezó y miró a su atacante verbal de forma especulativa.

– Acabas de meter las patas como no tienes idea Malfoy. – dijo ella calmadamente.

– ¿Qué? – preguntó a su vez el rubio algo sorprendido por la respuesta.

Ella se le acercó y pasó sus dedos por una de sus mejillas de forma suave.

– Me las pagarás. – la pelirroja prometió con una sonrisita. El haber crecido con seis hermanos ruidosos le enseñó dos o tres cositas. Ella dio un pasito al frente y añadiendo momentum a la rodilla la usó para golpear al joven lo más fuerte que pudo en donde mas dolía. 

Ginny sonrió con placer  al ver la cara de Draco la cual se puso blanca, después roja antes de que colapsara al suelo mientras se agarraba la ingle con lágrimas bajándole por el rostro.

– Este es solo el primero de tus pagarés, Draco. – ronroneó ella suavemente. – Lo próximo es tu reputación, la cual voy a destruir.

Ginny se alejó brincando alegremente, dejando a un adolorido muchacho detrás tirado en el suelo.


De: Ginny

Para: Mamá

Asunto: Privado

Mamita estoy feliz. ¡Harry me besó!!!! Lo hizo afuera del salón de pociones y hasta puso un hechizo amortiguador en la pared para que yo no me lastimara.

¡Estoy feliz! ¡Lo voy a invitar a salir muy pronto!

Con amor,

Tu entusiasmada y estática hija


De: Mamá feliz y triste 

Para: mi hijita que está creciendo

Asunto: Re: Privado

Cariño,

Me alegra saber que Harry te besó y de que te está cuidando. Pienso que solo estoy sorprendida de saber que a mi hija la besaron y de que ella lo disfrutó tanto.

Se que piensas que sabes lo que haces pero, mi amor, por favor ten cuidado porque odiaría que te hicieran daño.

Arthur y yo queremos mucho a Harry, pero tú eres nuestra hija y siempre estarás primero.

Mucho amor,

Mamá


De: Gin-gin

Para: Mi mamá

Asunto: Re [2]: Privado

Mamaaá yo te quiero mucho a ti y a papá. Sabías que esto iba a pasar tarde o temprano y no se si esto te tranquilice pero Harry no es el primer chico que beso ni el segundo.

Él es la única persona que me hace sentir como el ser más importante en este mundo cuando nos besamos. El chico pone su alma en el asunto, Mamá. Es como el beso que me dijiste Papá te dio. Te da cosquillas en los labios y los puedes sentir vibrando horas después y te hace sentir las rodillas como si fueran de gelatina.

Mamá, se que físicamente no soy adulta pero ¿recuerdas las pesadillas que me daban después de que Voldemort me poseyó? ¿Las veces que me dejaste dormir con ustedes cuando tenía miedo de que al cerrar los ojos Tom estaría ahí diciéndome de que tratara de asesinar a Harry? Yo no soy una chica normal. Harry es el único que puede entender y hacerme olvidar e inclusive aceptar lo que me pasó. ¿Y sabes algo? A pesar de que a él le han pasado cosas mil veces peores, él siempre se preocupa más de mí que de sí mismo.

Estoy enamorada Mamá.

Ginny


De: Aceptando a regañadientes

Para: mi única hija   

Asunto: Re: Re [2]: Privado

Ginny,

Recuerdo lo que dices como posiblemente uno de los peores momentos de mi vida. Saber que estabas herida y yo sin poder hacer nada para ayudarte.

Solo te digo que si él te hiciera daño, no tendría que preocuparse sólo de tus hermanos.

Me alegra saber que te hace feliz. Solo recuerda que estoy lista para aceptar nietos de Bill, Charlie e incluso Percy, pero ¡no de ti todavía!

De todos modos, tu padre escribió la carta que pediste y se la enviará a Harry mañana.

Tu mamá


De: El tiernecito

Para: El que espero sea escurridizo

Asunto: Almuerzo

Harry,

¿Crees que puedas escabullirte a Las Tres Escobas a la hora del almuerzo? Voy a pasar por allí y me gustaría verte.

Cariñitos,

Canuto


De: Yo tomé poción multijugos para entrar a la sala común de Slytherin

Para: ¡Tiernecito mi abuela!

Asunto: Re: Almuerzo

Estaré allí a la una.

Harry


De: Albus Dumbledore

Para: Alumnos del 4to, 5to, 6to y 7mo años

Asunto: Baile de Halloween

Queridos estudiantes de los años superiores,

Este año habrá un baile de disfraces durante Halloween, con premios de puntos a la casa al chico y a la chica mejores vestidos.

Este baile será lo que llaman en el mundo muggle un baile Sadie Hawkins.[3]  Para aquellos que no conocen el dicho, un baile Sadie Hawkins es donde las chicas invitan a los chicos en vez de la forma más tradicional.

Como de costumbre este baile está abierto solo a los alumnos del 4to año en adelante, excepto que alguien de las clases mas jóvenes sea invitado por algún miembro de las clases superiores.

Como entiendo perfectamente el efecto que este anuncio tendrá en el cuerpo estudiantil, he suspendido las clases por el resto de la tarde.

Albus Dumbledore,

--
Jefe de Magos del Wizengamot y Gran Hechicero de la Confederación Internacional de Magos


De: Ginny

Para: Hermione

Asunto: Baile

Hermi! ¿Leíste eso? ¿Vas a invitar a Ron inmediatamente o lo vas a hacer sufrir un poco? Venganza por tu 4to año.

G.


De: Hermione

Para: Malévola pero como sea te quiero

Asunto: Re: Baile

Yo le iba a preguntar lo más pronto posible pero ahora que lo mencionas, creo que lo dejaré esperando por un día o dos. Nadie más le va a preguntar teniendo en cuenta como trató a la última chica que invitó a salir.

¿Presumo que le vas a preguntar a Harry?

H.


De: yo no juego en esa liga

Para: la comelibros

Asunto: Re [2]: Baile

Sip, pienso invitar a Harry lo más rápido posible. ¿Dónde se metió ese chico?

Ginny


De: Parvati

Para: Mi querida gemela

Asunto: Halloween

Hey hermanita,

¿A quien vas a invitar al baile?

Corre el rumor de que Ginny Weasley se va a atrever y va a invitar a Harry Potter para que vaya al baile con ella.

P.


De: Padma

Para: Cho

Asunto: ReExpedir: Halloween

Pensé que esto te iba a interesar.

Citando a Parvati:

>Corre el rumor de que Ginny Weasley se va a atrever y va a invitar a Harry Potter para que vaya al baile con ella.

P.


De: La buscadora

Para: Padma

Asunto: Re: ReExpedir: Halloween

Gracias Padma, tendré que asegurarme de pescarlo primero. ¿Tienes idea de donde pueda estar?

Cho


De: Lucius Malfoy

Para: Glory Parkinson

Asunto: Baile de Halloween

Glory,

Acabo de recibir un correo mágico de que Dumbledore esta organizando un baile de Halloween y de que será un baile a lo muggle. Preguntando por ahí llegamos a la conclusión de que ésta seria una buena oportunidad para que Pansy se acerque más a Potter. Draco dice que el idiota es inocente en este tipo de cosas lo cual lo hará más fácil a que caiga corrupto. 

Si es exitosa, un amigo me dijo que vería su solicitud de empleo de forma bien favorable,

Lucius


De: Mamá

Para: Pansy

Asunto: Baile

Mi querida hija,

Escuché por ahí de que va a haber un baile de Halloween. Amigos cercanos nos sugirieron que esta seria una buena oportunidad para que tú le enseñes a cierto Gryffindor que no vale la pena la enemistad entre las casas y quizás enseñarle que no somos tan malos como nos hacen ver.

El éxito de esta empresa significa recibir ese regalo especial que tanto anhelas.

Glory


De: Pansy

Para: Mamá

Asunto: Re: Baile

No hay problema. Si estamos hablando de cierto Gryffindor de ojos verdes, me encantará la oportunidad de enseñarle los beneficios de cruzar el pasillo como quien dice.

¡El regalo sería tremendo bono!

P.


De: La Reina de Slytherin

Para: Marietta

Asunto: Deuda...

¿Que has escuchado sobre Potter y el baile?

P.

--
La pureza es verdadera


De: Edgecombe, Marietta

Para: Pansy Parkinson

Asunto: Baile

Cho va a invitar a Harry para el baile tan pronto lo vea.

Mi deuda está pagada

M.


De: Pansy

Para: Todavía me debes

Asunto: Re: Baile

Todavía me debes. No he olvidado que fuiste tu la que arruinó la relación de Cho y aún se lo puedo decir.

Quiero que atrases a Cho, para que así tenga yo chance de agarrarlo primero.

Pansy

--
La pureza es verdadera


De: Blaise

Para: Prima Morag

Asunto: El baile

Hey Morag, nunca adivinarás lo que acabo de escuchar.

Pansy va a invitar a Harry Potter para el baile.

B :)


De: Morag

Para: Hermione

Asunto: No me vas a creer esto

¿Hermione recuerdas cuando te dije que te pagaría por haberme ayudado a pasar Transformaciones el semestre pasado? Pues, esto es parte de ;-)

Acabo de escuchar de muy buena fuente que cierta Slytherin va a invitar a Harry para ir al baile. No voy a decir quien es, pero normalmente hay que preguntarle a Malfoy que se doble para poder verla.

Y cierta Ravenclaw esta tras el retorno a Potter-landia si entiendes lo que quiero decir.

Morag.


De: Susan

Para: Hannah

Asunto: Baile Sadie Hawkins

Hey, Hannah,

¿Sabes si Harry Potter está viendo a alguien?

Sue


De: No sabía que te gustaba

Para: Susan & Harry tomados de la mano

Asunto: Re: Baile Sadie Hawkins

No que yo sepa, pero ¿porque Harry?

Han.


De: Pues si me gusta

Para: Bien inteligente

Asunto: Re [2]: Baile Sadie Hawkins

Bueno, es guapo y bajo esas túnicas holgadas que viste, me han informado de buena fuente por sus compañeros del equipo de Quidditch que está bien formado. ¿Y has visto esos ojazos que tiene? Te juro que esos ojitos verdes podrían iluminar el gran salón si apagaran las luces.

Parece que sí estoy algo loquita por él. Suspiro

S.


De: Riéndome

Para: Encariñada desesperadamente

Asunto: Re [3]: Baile Sadie Hawkins

Sip, loquita al 100%, pero al menos vale la pena babearse por él. Mira, eres linda, rubia, inteligente y leal – una verdadera Hufflepuff. Si alguien necesita el cariño de una ‘Puff es Harry.

Si lo invitas primero, probablemente estará tan sorprendido que te dirá que si. Después tendrás tiempo de trabajar en él.

Hannah


De: Sorprendida

Para: Engreída

Asunto: Re [4]: Baile Sadie Hawkins

Vaya me diste muy buen consejo. Lo seguiré. ;-)

¿Donde estará Harry?

Sue.


De: Finch-Fletchley, Justin

Para: Granger, Hermione

Asunto: pagando deuda

Hermione,

¿Recuerdas cuando dijiste que aceptarías a modo de pago por ayudarme con Pociones que solo debería decirte si había chismes corriendo sobre Harry?

Pues, acabo de escuchar que Susan Bones quiere invitar a Harry para el baile. Suerte que tienen algunos…

Ah! La reunión de prefectos el jueves se movió a una hora mas tarde. ¿Se lo dices a los otros prefectos de Gryffindor por fa?

Justin


De: Me debes y mucho por esto

Para: Suerte que escuché esto

M-Prioridad: ¡1-Importante!

Asunto: LEE

Ginny, acabo de enterarme de buenas fuentes que tanto Cho Chang, Pansy Parkinson y Susan Bones, están todas planeando invitar a Harry para el baile.

Más vale que te muevas y rápido, sino todo tu trabajo se echará a perder. Tu sabes como Harry odia desilusionar a alguien y de seguro le dice que sí a la primera que le pregunte.

Hermione


De: Sí que tengo suerte

Para: Tienes razón

Asunto: Re: LEE

¡AY DIOS MIO!! ¡Que desastre! Y yo que ya convencí a papá para que le escribiera la carta mañana. Necesito encontrarlo primero. ¡Hermi, ayúdame! ¡Por favor!! ¡Haré lo que sea!! ¡Te lo juro!

¿Donde está Harry??

Ginny


– Bueno, y ¿como fue?

– Quita esa expresión de engreimiento de la cara Canuto. – dijo riendo Harry a su padrino.

– ¿Engreído yo?? Yo soy el epítome de la Sirius-dad.

Harry gruñó.

– Okey ya. Otra bromita de Sirius – serio y te juro que te probaré de una vez por todas que soy el heredero de un merodeador y te maldigo de aquí a la semana que entra.

– Eso casi suena a un reto.

– Esas bromitas son tan tontas que ni Snape las diría.

– ¡Hey! – exclamó Sirius indignado. – No son tan malas.

– ¡Si lo son! – dijo Harry con algo de fuerza.

– Oh. – el ex merodeador se veía un poco descontento pero así de rápido sonrió de nuevo. Los dos estaban en un saloncito privado en Las Tres Escobas, disfrutando su almuerzo sin prisas. Era raro para los dos el pasar un rato juntos y lo estaban disfrutando mucho.

– Solo espero que si anuncian un baile este año que ella me diga que sí cuando la invite.

– ¿Así que la vas a invitar de seguro, nada de titubear por mucho tiempo, eh? – preguntó Sirius tratando de evitar reírse a carcajadas.

– ¡Claro que si! – replicó Harry, con ojos brillantes. – A lo mejor no lo has notado, pero ella es guapísima, y tiene este cuerpo con estas curvas y…

– ¡Harry, Harry! – interrumpió Sirius desesperadamente. – ¡Me acabas de dar demasiada información!

– Oh. – Harry se dio cuenta de lo que acababa de decir y se ruborizó un poco. – Lo siento Sirius. No tenía pensado decir eso en voz alta. – admitió él con una semi-sonrisita traviesa.

Sirius Black sintió algo en su corazón. Por un segundo la expresión de Harry fue una combinación de James y Lily: los ojos de águila de Lily cuando ella se daba cuenta que Sirius había echo algo que se había pasado de la raya y la cara de reproche de James. Esto, en vez de hacerle pensar en la pareja, le hizo mas bien darse cuenta que estaba sentado con el hijo de ambos, el cual tuvo una niñez abominable y hasta la fecha nunca había tenido una figura paternal con la cual hablar de ciertas cosas. 

– Yo estaba pensando dejar que Remus hiciera esto. – dijo Sirius suspirando. Se levantó de su silla y fue hasta la barra privada y saco una botella de whisky de fuego y dos vasos.

– ¿Y esto? – preguntó Harry un poco confuso.

– ¿Que sabes sobre el sexo y hacer el amor? – preguntó Sirius.

Harry se puso blanco antes de ponerse más rojo que un tomate.

– ¿Porque preguntas? - la voz del joven sonó una octava mas alta de lo normal.

Sirius llenó un vaso con whisky.

– Porque te voy a hablar sobre los hechos de la vida.

Los ojos de Harry se abrieron enormemente y con mano temblorosa agarró un vaso para sí. Se lo tomó de un tirón lo cual lo hizo toser con ganas mientras el líquido le quemaba la garganta. El se había enfrentado muchas veces a Voldemort, quizás mas veces que cualquier otro ser viviente y había enfrentado la muerte cada año desde que tenia once años de edad. Y nunca se había sentido más asustado que en ese momento.

– Escucha Harry, cuando un hombre y una mujer se aman mucho y empiezan con los besos pues, hay ciertas reacciones físicas que son bien normales que ocurran…

Harry y Sirius bebieron mucho whisky durante esa conversación cuando se dieron cuenta que era lo único que los ayudaba a no morirse de vergüenza mientras la Charla continuaba su curso. 


– ¡Maldita sea! – juró Ginny entre dientes. – Harry no estaba en el Cuarto de los Requerimientos, ni en la Torre de Astronomía, ni en el campo de Quidditch. ¿Donde diablos podría estar?

– No lo se. – respondió Hermione un poco preocupada. – Ron investigó dentro de su baúl, y ni el mapa ni la capa invisible estaban ahí. ¡El podría estar en cualquier parte!

– ¿Crees que pueda estar evitándome?

– No. – dijo Hermione. – Yo le eché un vistazo a su cuenta de correo mágico y el no ha leído los últimos mensajes sobre el baile.

Ginny trato de poner cara de shock pero decidió mejor abrazar a su amiga.

– ¡Gracias!

– Creía que no jugabas en esa liga. – dijo Hermione bromeando.

Ginny solo rió, pero se calmo rápido.

– Si, pero ¿donde está Harry?


¡Maldita sea! – juró Cho en voz baja. – Él no estaba en el campo de Quidditch, ni en el Cuarto de los Requerimientos ni en la Torre de Astronomía. ¿Donde podría estar?

No lo se. – respondió Marietta con una expresión falsa de preocupación. – Podría estar en cualquier parte.

– ¿Crees que pueda estar evitándome?

– El ni siquiera sabe que lo estás buscando. – dijo ella lógicamente.

Cho sonrió y abrazó a su amiga.


– ¡Maldita sea! – juró Susan en voz baja. – El no estaba en la Torre de Astronomía, ni en el campo de Quidditch ni en el Cuarto de los Requerimientos. ¿Donde podría estar?

– No lo se. – respondió Hannah con una expresión divertida en la cara. – Podría estar en cualquier parte.

– ¿Crees que pueda estar evitándome?

– El apenas te conoce Sue. – dijo Hannah con honestidad.

Una expresión de tristeza apareció en la cara de Susan y abrazó a su amiga.


– ¡Maldita sea! – gruñó Pansy. – He tenido que caminar este maldito castillo de lado a lado y todavía es que no lo encuentro. Y maldito Draco no es ayuda, ni siquiera cuando le dije que era una misión.


– ¿Sabes? Tu forma de Animago le da un nuevo significado a la frase ‘estilo perro’. – dijo Harry riendo.

Sirius igualmente se rió y se inclino hacia atrás, pero con tan mala suerte que se inclinó demasiado y se cayó de la silla.

Harry estalló en carcajadas y se cayó de la silla también.

Sirius riendo, miró su reloj y bufó.

– Se hace tarde. – y se paró usando la mesa como soporte.

– ¿Tarde para que? – pregunto Harry arrastrando las palabras.

– Tú para la cena, yo para mi cita. – respondió Sirios. Aunque los dos habían tomado igual cantidad de whisky, la edad y la experiencia de Sirius hacían del ex convicto el más sobrio de los dos. Con mucho cuidado caminó hacia la barra privada y empezó a mezclar ingredientes mientras llenaba el lavamanos con agua helada. Un minuto más tarde Sirius regresó a la mesa con dos cálices llenos con un líquido verde y caliente.

– ¡Bébete esto!

Harry lo miró con desconfianza.

– No se ve muy bueno que digamos. – dijo quejándose.

– No lo es. – asintió Sirius. – Pero te pondrá sobrio más rápido que cualquier otra cosa en el mundo.

– Oh. – dijo Harry con una risita tonta. – Bueno pues. ¡Pa’ arriba, pa’ bajo, pa’l centro y pa’ dentro! – El joven vació el cáliz y se  puso de pie con un brinco. – ¡¡Ayyyyyyyy!!!! – murmuró roncamente, las cuerdas vocales cerrándose y evitando que gritara en voz alta. El chico corrió alrededor en un círculo, con vapor saliendo por sus orejas antes de que hundiera la cabeza en el agua helada.

– Wow. – bufó Harry. – Y yo que pensaba que no había nada peor que la poción multijugos.

Sirius soltó la carcajada antes de tomar de su propio cáliz. Aunque el evitó los grititos y el baile alrededor del salón, el también hundió la cabeza en el agua.

– Vamos. – dijo Sirius riendo. – Te llevaré de regreso a la escuela y en el camino me dices porque estabas tú tomando poción multijugos.

– Okey. – dijo Harry riendo.


En el Bosque Prohibido Firenze miró al cielo y murmuró – Júpiter se mueve hacia Marte. Hay fuerzas extrañas en el ambiente.


En ese mismo instante, Ginny y Hermione, Cho y Marietta, Susan y Hannah, y Pansy todas pensaron la misma cosa a la misma vez,  en un despliegue raro de coincidencia cósmica.

Minutos mas tarde las cuatro chicas, menos sus amigas, llegaron a la misma vez afuera de la cabaña de Hagrid.

– ¿Que haces aquí? – Ginny dijo gruñendo como gato.

Cho alzó una ceja perfectamente formada. – Nada que te interese Weasley.

– Yo espero que ninguna este aquí por Potter. – anunció Pansy de forma brusca cuando se acercó a las otras dos chicas. – Es mío

Por un segundo, Cho y Ginny se miraron y pensaron lo mismo al enfrentarse las dos a un enemigo común. ‘¡Harry saldría con Voldemort que con ella!’

– Hola chicas. – dijo Susan inocentemente. – ¿Han visto a Harry?

La joven se sorprendió un poco cuando las otras tres muchachas le gruñeron en forma de respuesta.

– Les decía a estas perdedoras. – dijo Pansy. – Que Potter es mío para este maldito baile.

Susan alzó sus cejas. – ¿Lo invitaste ya?

– No. – admitió la rubia a regañadientes.

– Entonces no es tuyo todavía. – dijo la Hufflepuff alegremente.


La puerta de la cabaña de Hagrid se abrió y Albus Dumbledore, director del colegio, apareció en el umbral.

– ¿Sucede algo? – preguntó con chispa en sus ojos.

– ¿Ha visto a Harry, señor? – Ginny preguntó a tropezones.

Dumbledore pausó mientras sentía los ojos de las cuatro muchachas. De repente se dio cuenta cual era el problema y le tomo casi cien años de voluntad para que su sonrisa no se convirtiera en carcajada.

– Creo que está en el gran salón cenando. – respondió el director sabiendo muy bien en que lío estaba metiendo al joven Harry.

Como si fueran una, las cuatro chicas salieron disparadas corriendo de vuelta al castillo.

El director soltó una risotada, y con un pop se movió a la ante cámara, usando el mismo método que los elfos domésticos usaban para moverse dentro del castillo. No tenía ninguna intención de perderse el espectáculo.


Pansy, viéndose rezagada de las demás, sacó su varita y gritó. – ¡Impedimenta! – a sus tres oponentes.

Ginny gruñó al verse paralizada hasta quedar totalmente parada. Gruñó mas cuando vio a Pansy bufoneando y pasar de lado como si fuera una reina. Aunque le tomó un poco de tiempo logró mover su varita para cancelar el hechizo con un Finite Incantatem. Una vez se pudo mover, apuntó la varita hacia la Slytherin.

¡Locomotor Mortis!

El maleficio trabajó perfectamente, dejando a Pansy imposibilitada para moverse y la hizo caer al suelo. Ginny rió malévolamente por un segundo y salió corriendo otra vez hacia la entrada del castillo.

Cho y Susan lograron quebrar el hechizo y salieron corriendo persiguiendo a la pelirroja. Las dos gritaron Petrificus Totalus pero para suerte de Ginny su entrenamiento con el DE entró en acción y ella se las arregló para esquivar uno de los maleficios mientras que el otro le rozó el brazo. No fue lo suficiente como para inmovilizarla pero si lo suficiente como para que se moviera más lento.

Pansy logró liberarse del maleficio y se levantó siguiendo a Susan y a Cho, las cuales estaban metros al frente de ella. Ginny canceló el hechizo y gruñó cuando vio a las otras tres chicas llegar al castillo. Rápidamente la pelirroja les lanzó un hechizo para hacerlas tropezar y las tres cayeron al piso en un enredo de piernas y brazos. Ginny ni se molestó en reírse sino que brincó sobre ellas estrellándose contra la puerta del Gran Salón.

Su entrada salvaje causó que casi todos los ojos cayeran sobre ella. Ginny ni cuenta se dio porque estaba muy ocupada cerrando la puerta mientras gritaba Fermaportus para sellarla.

Sus ojos estaban brillantes buscando alrededor a Harry. Un ruido detrás le anunció que las otras tres chicas habían llegado y estaban tratando de abrir la puerta. Ella vio a Dumbledore en la gran mesa, el cual les había dicho a los otros maestros que no intervinieran. A ella ni se le ocurrió pensar que era prácticamente imposible para el director estar allí.

Harry estaba sentado en su lugar usual, mirándola con una expresión de sorpresa. Ginny corrió por el pasillo directa hacia él. Harry estaba sentado en el otro lado de la mesa sentado al lado de Ron. Hermione estaba frente a Ron, guardando el lugar habitual de Ginny a su lado izquierdo. Ginny no se detuvo cuando llegó a la mesa.

Detrás de ella se escucharon tres voces gritar Alohomora! Las puertas se abrieron con fuerza casi saliéndose de sus bisagras. Como si fueran una, las tres chicas levantaron sus varitas a la vez

– ¡Avis! – gritó Susan causando una multitud de pájaros aparecer en el camino de Ginny tratando de distraerla

– ¡Accio! – gritó Cho al mismo tiempo apuntado a Ginny.

Pansy juró y luego con un movimiento de su varita lanzó un maleficio moco murciélagos a la misma vez que las otras dos chicas lanzaban sus hechizos.

Ginny tomó un gran paso y puso su pie en la banqueta donde normalmente se sentaba y se lanzó a través de la mesa. El convocador le pasó de lado y atrapó a los pájaros conjurados por Susan halándolos a gran velocidad hacia las tres chicas impactándolas y cubriéndolas con plumas. El maleficio moco murciélagos impactó al blanco más cercano: el profesor Severus Snape.

Snape se paró y su nariz empezó súbitamente a agrandarse mientras los gargajos salían hacia fuera los cuales empezaron a crecer antes de atacar al profesor. Él manoteó su cara desesperadamente intentando escapar.

– ¡Sáquenlos de encima!!! – gritó él mientras los mocos encantados lo seguían a todos lados.

La sorpresa de Harry se convirtió en shock cuando se dio cuenta de que el proyectil humano llamado Ginny iba a caerle encima a alta velocidad. La chica impactó contra el pecho de Harry con fuerza haciendo que los dos cayeran al piso.

– ¿Ginny? – logró decir Harry mientras todos trataban de voltearse para ver que era lo que estaba pasando con Harry y Ginny.

Para el desconcierto de Ron, Ginny le plantó sendo beso a Harry moviéndose sugestivamente contra el cuerpo del pelinegro. Harry luchó por respirar contra la boca de la chica, mientras sus manos se disparaban para acercarla más a su cuerpo. Ginny rompió el beso y se echó para atrás.

– ¿Vas al baile conmigo? – preguntó ella casi sin aire.

– ¡¡SÍ!!! – Harry casi gritó inmediatamente. Él no tenía la más mínima idea de donde estaba en ese momento, solo sabía que la chica que hacía un momento le hizo sentir cosillas nuevas lo acababa de invitar para el baile. Él tampoco tenía idea de qué baile estaba ella hablando y no le importaba. La idea de retorcerse verticalmente contra ella bailando le resultaba bien atractiva.

En el umbral de la puerta habían tres chicas todas con idénticas cara de desespero.

Finite Incatatem. – dijo por fin Dumbledore, salvando a su pobre maestro de Pociones.

– ¡Cho Chang! – gritó el profesor Flitwick poniéndose de pie.

– ¡Susan Bones! – exclamó la profesora Sprout.

– ¡Pansy Parkinson! – tronó el profesor Snape.

– ¡Ginny Weasley! – vociferó la profesora McGonagall.

– ¡En mi oficina! ¡Ahora mismo! – dijeron los cuatro a la misma vez.

Ginny soltó una risotada y se paró de encima de Harry, mientras le daba un guiño descarado y se fue contenta completamente despreocupada de cualquier castigo que pudiera recibir.


Ron miró a Harry, el cual estaba todavía en el piso y con una gama de emociones pasándole por la cara. – ¿Que fue eso?

– Me parece. – dijo Harry lentamente mientras se ponía de pie. – Que ahora voy a salir con tu hermana. – era obvio que no quería confesar esto, pero Harry no podía pensar en ninguna mentira decente. No cuando tenía problemas de circulación en lugares de su cuerpo que no era decente mencionar.

La emoción que finalmente se asentó en la cara de Ron era una mezcla de shock, enfado y miedo.   


De: Canuto el triste

Para: Lunático

Asunto: Desplazados

Hoy es un día triste en la historia de los merodeadores.

Hemos sido desplazados.

C.

--
Jau desganado


De: Confundido

Para: ¿Eso te convierte en un grim lúgubre?

Asunto: Re: Desplazados

¿Que quieres decir? ¡Yo ni siquiera sabía que TÚ sabías el significado de esa palabra!

R.


De: Los chistecitos flojos son mi departamento

Para: El aullador

Asunto: Re: Re: Desplazados.

Desplazado: para forzar fuera de uso como inferior

No eres el único que sabe leer.

¿Sabías que mi querido ahijado tomó poción multijugos una vez para meterse en la sala común de Slytherin para investigar algo?

Recuerdas las muchas veces que intentamos hacer eso mismo y no pudimos y ¡el condenado mocoso lo hizo en su 2do año!!

Canuto


De: Tu amigo

Para: Tienes razón, son tu departamento

Asunto: Re: Re: Re: Desplazados

Canuto mi viejo, yo no estaba seguro de que podías leer.

¿Harry tomó poción multijugos? ¡Tengo que decir que me impresiona!

Pero no te apures, tú todavía tienes el record por la detención más embarazosa. ¿Recuerdas la vez que tomaste demasiadas cervezas de mantequilla celebrando la victoria en Quidditch? Cuando McGonagall vino a romper la fiesta tú estabas en tu forma de animago y ¡te le pegaste a la pierna!!!!

Lunático – todavía riéndome después de tantos años


De: Traicionado

Para: Traicionero

Asunto: Re: Re: Re: Re: Desplazados

¡PROMETISTE NUNCA VOLVER A MENCIONAR ESO! ¡HICIMOS UN JURAMENTO!

C.


De: Todavía me estoy riendo

De: Pobre perrito

Asunto: Re: Re: Re: Re: Re: Desplazados

No, tú hiciste el juramento, Cornamenta y yo nos rehusamos. No había forma en que ninguno de los dos íbamos a olvidarnos de esa. Ahora, ¿que me darías si te prometo que no le diré nada a Harry?

Lunático – me haría bien una botella de whisky añeja


De: *sonrisa maligna*

Para: El chantajista

Asunto: Re: Chantaje

¡Ja! No, no te voy a dar eso. Es mas, te hice un ENORME favor.

¡Le di a Harry la CHARLA!

Sirius


De: Parpadeando sorprendido

Para: Cani

Asunto: Re: Re: Chantaje

¡Que hiciste que!!!

¿Tengo que ir a ver y asegurarme que Harry está bien?

Remus


De: ¿Que clase de nombre es Cani?

Para: Remy

Asunto: Re: Re: Re: Chantaje

Me di cuenta de repente cuando estaba almorzando con Harry que él está tomando la relación muy en serio con Ginny. Pienso que él no se da cuenta lo serio que lo está tomando, pero los síntomas están ahí. De todos modos el chico empezó con este monólogo con demasiada información para este pobre padrino y me di cuenta que hay ciertas cosillas que el niño debe saber.

Así que compartí una botella de whisky con el chico y le dije las cosas como son. Se que estuvimos de acuerdo en que tu le darías la charla pero pienso que no hice nada mal. Ni siquiera hice bromitas sino hasta después de hablar de lo serio.

Básicamente le di un curso rápido en mecánica y técnica avanzada.

S.


De: Un poco sospechoso

Para: El Padrino

Asunto: Re: Re: Re: Re: Chantaje

De nuevo, me impresionas.

¿Pero que quisiste decir con eso de técnica avanzada?

R.


De: Me gusta ese título

Para: Tú sospecharías hasta de tu propia madre

Asunto: Re: Re: Re: Re: Re: Chantaje

Bueno, se puede decir que le di el beneficio de mi experiencia. Tu sabes, lo que le gusta a una chica, lo que no le gusta, las mejores partes para… errr… eso mismo, los mejores lugares en Hogwarts para ya tu sabes qué y como usar el Mapa de los Merodeadores en “Modo Amoroso”. Básicamente todas esas cosas que hablamos entre nosotros antes de que James se casara.

Canuto – la hice bien, ¿verdad?


De: Agarrando la cabeza entre mis manos

Para: Oh, Sirius

Asunto: Re: Re: Re: Re: Re: Re: Chantaje

Sirius… una de las razones principales de la Charla es para persuadir al chiquillo de que NO se apresure en tener sexo. No para que se convierta en un padrote.

Se supone que hayas enfatizado tanto en el aspecto emocional como en el físico, para que el niño no use esas técnicas que le enseñaste.

Por fa, por fa! POR FAVOR dime que discutieron los contraceptivos.

Remus


De: Ups

Para: El erudito

Asunto: Re: Re: Re: Re: Re: Re: Re: Chantaje

Si, le enseñé los distintos encantamientos contraceptivos porque nadie quiere que su compañera quede embarazada y las chicas están mas dispuestas si ese detallito esta arreglado.

No enfaticé en lo emocional porque eso es algo que un padre haría. Mi deber como padrino fue asegurarme que Harry sepa lo que esté haciendo, como hacerlo, qué hacer para que sea algo memorable y asegurarse que las únicas consecuencias sean la demanda para que se repita la experiencia.

Canuto

--
¿Porque los perros entierran los huesos en el suelo? ¡Porque no los pueden enterrar en los árboles!


  • Previous
  • Next
You should follow me on Twitter.
Follow @Fanficauthors for the fastest updates

Author Notes:

1 William Blake, poeta inglés del romanticismo.

2 Juego de palabras, weasel significa comadreja y Draco en la versión inglesa juega con el nombre Weasley y llama a Ron y a Harry ‘Potty and the weasel’

3 Baile Sadie Hawkins – como dijo Dumbledore, las chicas invitan a los chicos al baile. Basado en una tirilla cómica americana de los años 30.

Log in using your account with us

Log in/create an account using

Create account

Retrieve your password

Simply enter your email address in below, and we will send you an email with a NEW password in it. Once you have logged in, you will be able to change your password to something a little easier to remember.