Content Harry Potter Naruto Buffy the Vampire Slayer XMen Translations
  • Previous
  • Next

De: Harry

Para: Los Merodeadores

Asunto: ¡Guerra!

Caballeros acabo de recibir una declaración oficial de guerra. Parece que ciertos idiotas llamados Weasley pensaron que hacerme una broma pesada sería suficiente como para que yo dejara a Ginny. Definitivamente no tienen idea con quien se están metiendo o los recursos que yo tengo disponible.

Van a recibir su merecido. Canuto, Lunático, se que puedo contar con su ayuda cuando la necesite.

Para que sepan y no lo escuchen de otra fuente, Ron usó una pasta trasladadora, una poción de dormir y unas bombas sutiles que apestaban a yo no se qué para primero hacerme levantarme tarde, luego meterme en la ducha. Cuando salí de la ducha fui trasladado al Gran Salón con solo una toalla en la cintura.

Les escribo mas tarde, necesito irme a desayunar algo.

Harry


De: Canuto

Para: Lunático

Asunto: FUIPITYYYYY

Lunático viejo amigo, estamos de vuelta. Esto es fantástico. Vamos contra los gemelos Weasley, nuestros sucesores. Será nítido ver a Cornamenta hijo en acción.

Estas son las mejores noticias que he recibido en buen tiempo.

Un Canuto estático.

--
jau jau jau jau


De: Un hombre lobo sonriente

Para: Lassie

Asunto: Re: FUIPITYYYYY

La broma de los Weasleys fue bien buena. Nosotros le hubiésemos hecho eso a Snape, mandarlo al Salón con una toalla. ¿Crees que Harry pueda bromear a los Weasley de igual modo?

L.


De: Yo no soy fémina

Para: El hombre lobo confundido

Asunto: Re: Re: FUIPITYYYYY

Como ya dije antes – él es hijo de un merodeador, ahijado de otro y amigo de un tercero. Las travesuras están en la sangre de Harry. Ya sabemos que puede ser un chiquillo sagaz y no hay nada que él no hará si piensa que estará mal.

Los Weasley no tienen idea de lo que han hecho. Es obvio que Harry se ha encariñado mucho con Ginny. No me sorprendería si algún día decidiera que tiene un futuro con ella y quizás hasta tener sus propios chiquitines. Te apuesto lo que sea que en su mente, ellos tratando de separarlo de Ginny equivale a su estadía forzada con esos malditos muggles todo el año. La única diferencia es que él puede hacer algo al respecto ahora.

Añádele a eso lo terco que Harry puede ser (y gracias a Dios que ya salió de esa fase temperamental de ser adolescente) y el poder que tiene y estamos mirando a un mago que hará a esos seis arrepentirse de que trataron de interferir.

Y Harry lo dijo, si necesita ayuda, él tiene a los dos últimos merodeadores que de seguro pensarán una travesura o dos.

Sirius


De: El lunático culto

Para: Tú nunca tomaste estudios muggle

Asunto: Re: Re: Re: FUIPITYYYYY

Admito que Harry tiene el mejor linaje posible cuando de travesuras se trata. Creo que pasaste algo por alto. Si te acuerdas de Lily, ella apenas hizo travesuras pero cuando las hacía era algo memorable. Combina la tendencia de Lily por lo dramático con la habilidad de James de hacer travesuras y que tenemos?

Y sí, él está más agradable este año. Todavía tiene el peso del mundo en sus hombros pero al menos lo está manejando mejor.

Lunático


De: Lassie es el nombre de una perra en la TV muggle...

Para: El come libro

Asunto: Re: Re: Re: Re: FUIPITYYYYY

Combina a los dos juntos y tienes una travesura que la escuela jamás olvidará.

No me he sentido tan excitado en años. No puedo esperar a ver que se inventa el chico.

Canuto (el que hizo un poco de investigación muggle)

--
Rebotando como un tiggre


De: Hermione

Para: Grupo de estudio, Todos

Asunto: Desayuno

Chicos,

Solo quería decirles ¡bien hecho! Todos hicieron lo que tenían que hacer, a pesar de la parte que no estaba ensayada.

Tuve una ligera charla con Ginny – a veces pienso que esa muchacha pudo ser Slytherin – y ella me pidió que le dijera a ustedes de que TODO el mundo fuera extra amable con Draco hoy. Queremos que todos sean comprensivos y apoyen al chico en su supuesta sexualidad. Básicamente esto significa que si ven a alguien molestando a Draco por ser gay, que le ayuden y lo apoyen.

Si lo ven actuando como él siempre hace, digan cosas como “No te apures Draco, no necesitas fingir, todo el mundo sabe ya”. Sean un poco condescendientes y mientras más grande la audiencia mejor. Lo que sean que hagan, no le tengan miedo a él.

Si él hiciera algún tipo de amenaza seria, me dejan saber a mí, a Harry o Ginny y nosotros nos encargamos del asunto.

Hermione


De: Hannah Abbot

Para: Hermi & la ganga

Asunto: Re: Desayuno

Hermi,

Esta mañana fue el desayuno mas divertido que he visto desde que empecé en Hogwarts. La expresión de su cara y cuando Terry dijo eso de que sabía besar bien por poco me muero de risa allí.

Oh, oh, y cuando Snape ayudó… ¿Por qué lo hizo? ¿Qué tiene Ginny sobre él? Yo lo VI cuando él le guiñó el ojo a ella. ¡Él sabía que era inventado!

De todos modos, estoy de acuerdo que esta mañana fue un éxito. Cuando seguimos el plan de Gin él será inofensivo por el resto de su tiempo en la escuela.

Han


De: Orla Quirke

Para: Las chicas

Asunto: Harry

¿¿¿VIERON ESOS MÚSCULOS???

Por Merlín él es un sueño. Escuché rumores de un fan club de Harry Potter. ¿Cómo puedo unirme?

O.


De: Laura Madley

Para: Las chicas

Asunto: Re: Harry

Por lo que sé la fundadora de ese club es la misma que estaba algo molesta con la sola idea de nosotras mirándolo a él.

¡No veo razón para que nosotras no formemos nuestro propio club!

Interesadas nos reuniremos en la biblioteca a las siete esta noche. ¡Corran la voz!

Laura


Un Harry ya vestido entró al Gran Salón dispuesto a desayunar algo. Ron y Hermione ya se habían marchado y sus otros compañeros de clase sólo tomaron una mirada a su cara y decidieron que lo mejor era alejarse del joven de ojos verdes y adoptar la discreción.

– Pensé que te devolvería el favor. – dijo Ginny suavemente. Al lado de ella había un plato con un hechizo calentando la comida.

– Gracias cariño. – dijo él sonriendo.

Los ojos de Ginny se agrandaron cuando se dio cuenta que esta era la primera vez que él le daba un nombre afectuoso. Un segundo más tarde ella le dio su mejor sonrisa.

Mientras Harry comía, un búho voló bajó y le ofreció su pata a Harry. Mientras comía distraídamente él abrió el pergamino y parpadeó.

– Es de tu papá.

– ¿De veras? – preguntó Ginny, con una sonrisita en la cara. – Me pregunto que dirá.

"Harry,

Ginny me pidió que te escribiera esta carta. Mientras la escribo el contenido no es lo que ella espera. La he encantado para que solo tú la puedas leer y pienso que lo mejor sería que la destruyeras cuando la leas para que yo no me meta en líos con la más pequeña de las mujeres que amo.

Esta es una carta bien difícil de escribir para un padre y preferiría hablarte en persona, pero como tú bien sabes, rara es la vez que logramos lo que deseamos. Te pido que me excuses si me voy por la tangente.

No me sorprende que ahora salgas con Ginny. De una manera u otra tu has sido parte de su vida desde que ella tenía la edad suficiente para saber la historia del Niño que Vivió. Se que esto no es sorpresa para ti, sobre todo teniendo en cuenta el que ella siempre se ha interesado por ti desde hace tiempo. Como padre que soy te puedo decir con seguridad que ella nunca te ha dejado de querer. Michael y Dean fueron solo distracciones mientras ella esperaba por ti.

Ginny nos dijo a Molly y a mi que ella estaba planeando hasta cumplir los 16 para luego, erm, usar sus encantos para que tú te zafaras del lavado de cerebro que te tenía Ron y así lograr algo de independencia de sus hermanos.

Los chicos tienen las mejores intenciones pero sus actitudes hacia ella son totalmente irreales. Como padre que soy entiendo el sentimiento de mantenerla alejada de cualquier varón por mucho tiempo. Pero es como su padre que también yo quiero tener a una hija alegre, vivaracha y cariñosa. No me gusta la idea de que sea tímida y asustada de su propia sombra y escondiéndose tras los demás.

Es deseando lo mejor para Ginny que te escribo esta carta. El plan original de mi hija para emanciparse de la tiranía de sus hermanos sobre-protectores (sus palabras, no las mías) incluía una carta de mi parte excluyéndote de cualquier culpa si tenías planeando darle una lección a mis muchachos. Ten por seguro de que te doy la absolución de forma gratuita. Se muy bien que no eres cruel ni vengativo y de que puedes darle una lección en humildad a los chicos sin llegar a mayores. Solo te pido que me des evidencia fotográfica.

Harry, Molly y yo pensamos de ti como si fueras familia, lo hemos hecho desde el principio y continuaremos haciéndolo. Nada nos hace mas feliz el ver que estas con Ginny propiamente y que estas descubriendo a la maravillosa jovencita que es ella. De seguro estoy siendo parcial pero en realidad no puedo pensar en mejor damita para ti. O en mejor mago para ella.  

Con esto en mente te voy a pedir algo que esperaba no tener que hacer o al menos no hacerlo en este instante.

Todo lo que te pido es que mantengas a Ginny segura, has que se sienta amada, defiéndela y has todo lo que puedas por hacerla feliz.

Todavía recuerdo el desespero que sentimos cuando ella se desapareció y el júbilo que sentimos cuando la rescataste y el coraje que demostraste. A Ginny le tomó bastante tiempo el recuperarse de lo que la pasó sobretodo el haber sido poseída por Voldemort. Nosotros la ayudamos en todo lo que pudimos y estamos bien orgullosos del resultado.

Creo que ya te habrás dado cuenta de que ella no es la bruja normal. Tiene muchas cualidades que la hacen un ser fuerte y capaz y una sola debilidad – si lo quieres llamar así – y ese eres tú. Tú tienes en tus manos algo más precioso y frágil que cualquier otra cosa en este mundo Harry. El amor de mi hija. Si lo rompes te puedo garantizar que nunca mas tendrás algo similar en esta vida. Eso no lo escribo como una amenaza, tu no necesitarás de esas para hacerte sentir mal, no cuando te des cuenta de lo que hayas perdido.

Por favor cuida de mi hija, Harry.

Arthur Weasley"

Harry tenía una expresión de extrema concentración mientras tocaba el papel con su varita convirtiéndolo en cenizas.

– ¿Y bien? – preguntó Ginny.

– Tengo el permiso de tu padre para hacerles una travesura de película a tus hermanos. – replicó Harry.

– ¿Vas a hacerlo?

– Seguro que sí. – dijo él con firmeza. – Nadie hará que me separe de ti.

Ginny sonrió y se movió un poco para que sus piernas estuvieran sobre el regazo de él y se inclinó un poco para besarlo.

– Muy bien. – susurró ella mientras él colocaba sus brazos alrededor de ella. – Tengo que contarte sobre Malfoy. – dijo ella recordando con una sonrisita.

– ¿Que pasó con él?


De: Irma Pince

Para: todo el staff @ Hogwarts

Asunto: Apuesta

Después de haber visto la broma de los Weasley mi dinero está con ellos.

Irma.


De: Profesora Vector

Para: Todo el staff @ Hogwarts

Asunto: Re: Apuesta

Estoy de acuerdo con nuestra estimada bibliotecaria. 20 a favor de los Weasley de mi parte


Severus Snape estaba en su escritorio corrigiendo ensayos de pociones de la clase de 3er año. Esta era una de esas labores de ser maestro que odiaba. Preguntarle a un joven que escribiera un ensayo era casi masoquismo. La gramática y la puntuación eran casi siempre desastrosas, y el contenido de los ensayos siempre le daba pesadillas. Uno de los chicos en su ensayo equivocó como mezclar algunos ingredientes de una poción que el resultado sería suficiente como para destruir la mitad de Hogwarts.

Mientras fruncía el ceño tratando de descifrar la letra ilegible del último ensayo, algunos de los estudiantes de Slytherin entraron en silencio. Él se dio cuenta  de su presencia cuando algunos de ellos encantaron la puerta con un hechizo silenciador. Él levantó la mirada para ver a Blaise Zabini sentada al frente de él. Los otros, una mezcla de estudiantes de diferentes años se acomodaron alrededor de ella al frente del escritorio. El puso el ensayo boca abajo y cruzó los dedos de las manos.

– ¿Los puedo ayudar en algo? – preguntó ásperamente.

– No se por donde empezar. – dijo la rubia igualando el tono de voz de Snape. [1]

– ¿Desde el principio? – sugirió Snape.

Blaise sonrió débilmente. – ¿Sabe si el Sombrero Seleccionador se ha equivocado alguna vez?

– No que yo sepa, ¿Por qué preguntas? – contestó él un poco sorprendido por la pregunta.

La joven respiró profundo. – Porque me gustaría saber porqué demonios hay tres Slytherins en Gryffindor?

– ¿Qué?!?

– Hay tres Slytherins en Gryffindor y me gustaría saber el porqué.

– Yo solo se de una. – admitió Snape. El siempre era un poco más accesible a los pupilos de su casa. – La Srta. Weasley.

Blaise asintió. – Empecemos por ella. Todo el mundo en esta escuela la ha subestimado desde el primer día que empezó en Hogwarts. Yo me considero buena juez de carácter y hasta yo la eché de lado. Entonces viene esta mañana y logró hacer en dos minutos lo que el resto de nosotros ha tratado de hacer desde que estamos aquí. Neutralizó a Malfoy de tal forma que él ha perdido toda su influencia y poder en nuestra casa. Si eso no es ejemplo de un Slytherin, entonces no se lo que es.

– ¿Cómo supo lo que ella arregló esta mañana?

– Eso me lleva a la segunda Slytherin. ¿Sabía usted que malo se siente el saber que nosotros solo tenemos la segunda mejor red de espionaje en la escuela?

– Imposible. – casi escupió Snape.

– Oh, me temo que es cierto señor. La segunda Slytherin es Hermione Granger. Ella tiene a su disposición un grupo de gente que le debe favores por ayudarlos con las tareas. Ella les pide muy poco de vuelta, solo que mantengan los oídos abiertos a cualquier cosa interesante que está pasando en la escuela. Ella sabe mas sobre lo que está pasando en el colegio que yo y a ella no le cuesta nada. También ella ha probado que estamos equivocados con todo ese asunto sobre la pureza de la sangre.

– ¿Cómo? – Snape se estaba interesando en el asunto ahora. No tenía sobre lo de Granger pero ahora que lo pensaba tenía sentido.

Blaise sacó algo de su bolsillo que parecía un pergamino. – Esto lo copié de un mensaje mágico que ella envió a su grupo de estudio.

– Parece solo garabatos.

– Trate un hechizo decodificador señor.

Snape asintió y sacó su varita. Tocó el pergamino y nada pasó. Él trató de nuevo y como quiera nada.

– Siete de nosotros pasamos cinco horas en la biblioteca tratando de averiguar que significaba eso. Ninguno de nuestros hechizos funcionó. ¿Quiere saber porque? – ella no le dió tiempo a contestar. – Resulta que no es magia. Es un código que cualquier muggle puede descifrar. Y por lo que se ve es tan básico que ni siquiera los muggles lo consideran algo secreto. Nosotros perdimos 35 horas de las mejores mentes de Slytherin tratando de descifrar esto con algunos de los hechizos mas avanzados. – Blaise ahora sonaba algo irritada. – Perdimos el tiempo en algo tan sencillo que un alumno mestizo del 2do año que pasó cerca nos dijo la respuesta. ¡Tenga! – ella le pasó otro pergamino. – Esta es la traducción. Hay 30 letras en el abecedario. [2] Todo lo que ella hizo fue añadir y sumar una letra cada quince espacios. La A se convierte en M, la M se convierte en A y así por el estilo.

El maestro de pociones leyó la traducción.

En algún momento durante la semana próxima, en el gran salón, Ginny va a declarar en voz alta que Draco es gay. Yo lo voy a confirmar como si fuera lo más obvio en este mundo y de que todos lo sabían. En ese momento quiero que todos estén de acuerdo conmigo. La idea es hacerle creer a todos que medio mundo sabía que Draco es gay excepto por ellos. De esta forma todo el mundo quedará convencido de que era verdad.

– ¿Ustedes sabían que esto iba a pasar?

– Lo desciframos ayer. – dijo Blaise

–¿Y no se les ocurrió avisar a alguien?

Blaise se rió de forma un tanto maliciosa. – Mire quien habla. Usted es quien puso el clavo final. Y como dije ya, ella neutralizó a Draco. Y ahora parece que Crabbe y Goyle van a pasar mas tiempo con Parkinson, y a ella nosotros podemos manejarla con las manos atadas en la espalda. Una vez la influencia de Draco es cosa del pasado en nuestra casa, usted se dará cuenta que no todos queremos apoyar al Gran Cretino, y los que lo hacían lo hacían ciegamente, muy asustados de Draco y sus represalias.

– ¿El Gran Cretino? – el profesor preguntó ya que era la primera vez que escuchaba a alguien referirse a Voldemort de esa manera.

– Oh, es algo que Harry usa en el ED. El pensó que si no podíamos decir Voldemort eso sería más aceptable.

Snape sonrió débilmente, imaginándose la cara de Voldemort si supiera de esa.

– ¿Dijiste tres personas?

Blaise asintió lentamente. – No se como vaya a tomar el tercero.

– Potter. – suspiró Snape. – Tiene que ser Potter.

– ¿Como lo supo señor?

– No hay nadie más en Gryffindor que pudiera ser. Me gustaría escuchar tus razones.

– ¿Sabía usted que Harry tiene su propio ejército, con total lealtad hacia él?

– ¿Te refieres al ED? ¿No que eso era por el ‘ejército de Dumbledore’?

– La mayoría le llama Entidad de Defensa. Harry en algún momento le llamó ejército de Dumbledore en público pero durante lecciones no hay duda de por quien nosotros estamos luchando.

– ¿Nosotros?

– Sí, nosotros. Harry abrió el club a todos los que quisieran entrar este año. Algunos de nosotros estábamos curiosos así que entramos en secreto esperando que nos sacaran de allí a puntapiés. Weasley no estaba nada contento de vernos pero Harry nos dio la bienvenida inmediatamente. Los dos tuvieron una discusión fea sobre eso, pera al final Harry prevaleció y le dijo a Weasley que éramos tan bienvenidos como cualquier otra persona en la escuela. Ginny y Hermione nos dieron la bienvenida también. ¿Sabe usted lo que se siente que alguien de quien nos han dicho una y mil veces que hay que tratar como el enemigo te apoye sin razón alguna? Fue una experiencia que abre los ojos. Ese muchacho tiene una forma de mirar a uno tan fijamente que parece que está viendo dentro del alma. Al cabo de algunas semanas los que fuimos primero invitamos a todos los Slytherin que podíamos confiar.

– Usted ha visto el resultado de lo que él no ha estado enseñando. Nos las arreglamos para escabullirnos aquí, aislarlo y si hubiésemos querido lo hubiésemos atacado sin que se diera cuenta.

Snape inclinó su cabeza hacia el lado. – Pareces muy segura de eso.

– Lo estoy.

Snape no negó ni aceptó el punto. – Aunque esto ha sido bien educativo,  ustedes están aquí por una razón. ¿Cuál es?

– Queremos que usted deje de ser un… - aquí ella usó una palabra que no era apta para repetirla en compañía mixta. – con Harry.

Snape frunció el ceño después de oír eso. – ¿Sabe él que ustedes están aquí?

– Claro que no. Lo hubiese prohibido si se hubiese enterado.

– ¿Entonces por qué? – Snape estaba completamente calmado. Era curioso que este fuera el segundo grupo que le decía que estaba equivocado en tan pocos días. Estaba curioso de los motivos de éste grupo en particular.

– Harry tiene que enfrentarse a Voldemort. Nosotros creemos que él es el único que puede derrotarlo. Cuando usted lo vea en duelo en el ED se dará cuenta de lo bueno que es. Él está años más adelantado que el resto de nosotros. Tiene una agilidad para moverse tan rápido que da miedo. Antes de que usted se de cuenta de lo que esta pasando ahí esta él mirándolo fijamente con esos ojos verdes que tiene con su varita en la mano.

– Como él es la única esperanza para nosotros de vivir la vida que queremos llevar, nosotros decidimos hacerle la vida mas fácil de alguna forma. Lo último que queremos es que él haga algo entupido porque esta enojado con el resto del mundo. También tener a Potter pensar bien de nosotros hará más fácil las cosas para nosotros cuando él termine como Ministro de Magia o el nuevo director de Hoqwarts.

– Cuando usted selló el destino de Malfoy esta mañana fue la primera vez que usted se enfrentó a él. Nosotros pensamos que era un buen momento para hablarle.

– No me digas. – dijo Snape riendo agriamente y mirando su reloj. – Sugiero que todos ustedes regresen a sus clases mientras yo pienso en todo lo que me acaban de decir.

Blaise asintió y se puso de pie. Los otros Slytherins la siguieron fuera del salón.

– Caramba. – se dijo a sí mismo Snape. – Este mocoso ya tiene corrupto la mitad de mi casa. No se que es peor. Admitirle a Minerva y a Filius que estaban en lo correcto o admitir que Harry no es su padre. Ahora, ¿como lo detengo para que me envíe a Siberia?


De: Pansy

Para: Mamá

Asunto: Draco Malfoy

Mamá, ¿sabías que el maldito de Draco es mariposa? Y no, no me refiero a la forma en que se viste. El cretino es uno de esos… esos… ¡bueno tu sabes! De ninguna manera me casaré con él y no me importa lo que diga la familia al respecto.

Crabbe y Goyle ahora rehúsan acercársele, me imagino que temen por su virtud. La primera decisión sensible que han hecho esos dos.

Hasta Snape sabía que era gay y le dio 20 puntos a la casa cuando Draco lo admitió al frente de toda la escuela en el Gran Salón.

En otra nota, parece que Weasley y Potter se pelearon, porque ya no se hablan uno al otro.

Amor, Pansy


De: Glory

Para: Lucius

Asunto: Tu hijo.

Lucius,

Tengo que decirte lo desilusionada que estoy que fallaste al decirme de las peculiaridades de tu hijo. Pensaba que una familia como los Malfoy sería más abierta con ese tipo de cosas. Vaya, si hasta he escuchado que esas cosas son más aceptadas en estos días.

Como sea tienes mi más sentido pésame,

Glory.


De: La mano derecha

Para: Una seguidora

Asunto: Re: Tu hijo.

¿Qué exactamente quieres decir? No me hagas enojar, tu posición no es tan segura como puedas pensar.

Lucius


De: *sonrisita*

Para: ¿Tú crees que mi posición no es segura?

Tsk, tsk, tsk, Lucius, me temo que me acabas de hacer enojar. Vas a pagar por esa.

Glory.


De: Glory Parkinson

Para: Lucius Malfoy

Cc: Lord Voldemort

Asunto: Draco Malfoy

Lucius, imagínate la sorpresa que recibí de mi hija hoy cuando me dijo que el joven Malfoy es un homosexual abierto. Aparentemente él se paró en el medio del Gran Salón y lo anunció a la escuela entera. Me imagino que debes de estar orgulloso de que tu hijo tenga tanto valor moral, pero me temo que vamos a tener que cancelar el compromiso, como estoy segura vas a entender.

Mi lord, Pansy logró pasarme información interesante. Parece que Weasley y Potter tuvieron un desacuerdo y no se están hablando.

Glory Parkinson


De: El Señor Tenebroso

Para: El padre del niño

Cc: Glory Parkinson

Lucius, estoy extremadamente desilusionado contigo. Me da ciertas dudas en la mente de que hayas criado a esa abominación. Tienes que reportarte conmigo inmediatamente donde discutiremos… este asunto con gran profundidad.

Glory, aunque no estoy nada contento con el fracaso de tu hija, esta información es valiosa y no me ha llegado por otras fuentes. Perdonaré su fracaso, esta vez. Por favor infórmale a ella que no debe pasar de nuevo o me veré forzado a tener una discusión con ella.

V.

--
Victoria o Muerte


De: Lord Voldemort

Para: Harry Potter

Cc: Gusano llorón

Asunto: Invitación

Potter, ha llegado a mi atención que una vez mas tus amigos te han defraudado.

Únete a mí, te prometo más poder del que puedas soñar y sirvientes que cumplan todos tus deseos si así lo quieres.

Se parte de mi familia, mi mano derecha.

Voldemort.

--
Victoria o Muerte


Harry leyó el mensaje mágico con incredulidad. Primero pensó en reenviárselo a Dumbledore pero luego decidió no hacerlo; un plan vago estaba formándose en su mente.

Voldemort le acababa de dar la dirección de correo mágico de Pettigrew.

Él caminó hasta donde estaban Hermione y Ginny que estaban cerca del fuego. – Ginny, ¿puedo hablar contigo?

– Seguro. – dijo ella sonriéndole en disculpa a Hermione mientras caminaba con el joven.

Hermione frunció el ceño cuando se dio cuenta que había perdido parte de su ensayo de Defensa. – Ron. – llamó ella al joven el cual estaba ensimismado en un juego de ajedrez con Seamus. – ¿Todavía tienes copia de ese ensayo de Defensa que pediste prestado?

– Seguro. – dijo él distraído. – Esta en mi casilla de correo mágico, ve y dale un vistazo.

– Gracias.

Harry haló a Ginny adentro de uno de los clóset más grandes y embrujó la puerta con un hechizo silenciador y otro para cerrarla.

Ginny estaba encantada, no esperaba que él fuera tan aguzado pero iba a disfrutárselo y empezó a quitarse la túnica.

Harry se volteó en el momento en que Ginny se quitó la túnica. - ¿Qué estas haciendo? – dijo él croando como rana, la mente yéndose en blanco.

– No puedo sentir nada a través de estas túnicas tan gruesas y si vamos a tener una sesión de besos que envuelve embrujar la puerta para cerrarla y un silenciador, definitivamente quiero sentir algo. – debajo de la túnica ella tenia el uniforme estándar de la blusa blanca y falda gris con medias grises. Era el mismo uniforme que todas las niñas en Hogwarts vestían pero en ella se veía tan bien y solo le tomó al chico de ojos verdes un segundo en darse cuenta de que era por la forma en que ella lo estaba mirando.

Harry se puso color carmesí. – Erm, no te metí aquí para eso, no que sea una mala idea, solo quería hablar contigo, pero ahora estoy pensando exactamente en lo que me gustaría sentir y apenas puedo recordar para que fue que te metí aquí en primer lugar, y la mera verdad es que no parece importante pero se que lo era y ay Dios mío sí que eres guapa. – dijo el de sopetón respirando profundamente para tener aire de vuelta.

Ginny parpadeó varias veces mientras trataba de descifrar todo lo que él había dicho. Ella jugó distraídamente con el botón de la blusa, un poco consciente de que el material se le pegaba un poco al pecho.

– ¿De que querías hablar? – preguntó ella cuando decidió no estar molesta con él por no atacarla a besos.

La mirada de Harry estaba en su pecho como si toda su mente racional se hubiese ido de vacaciones.

– ¿Harry? – preguntó ella tratando de no reírse.

– Voldemort. – escupió él.

– ‘Bueno eso sí que bajó el moco’. – pensó Ginny terminando de bromear en ese instante.

– ¿Qué pasó con él?

Harry se sacudió saliendo del estupor. – Recibí un correo mágico de él, invitándome a unirme a él ahora que Ron y yo no estamos hablando. Hasta me ofreció poder y sirvientes.

Ginny se rió en voz alta. - ¿Y él espera que te unas por eso?

Harry asintió.

– ¿Que vas a hacer al respecto?

– ¿Crees que sea posible hacer un poco de magia con un anexo de un mensaje mágico?

Ginny pensó por un segundo. Lo que él decía era imposible. Todo aquel que se había criado en el mundo mágico sabía eso. Los correos mágicos fueron desarrollados en los 70’s, una copia similar al equivalente muggle pero con seguridad extra. [3] El sistema estaba basado en ilusiones, no artefactos, y como tal no había donde echar un encanto.

– Creo que si alguien podría hacerlo serías tú. – dijo ella sinceramente.

– ¿Me ayudas?

– Claro que sí. – respondió ella alegremente.

Harry se volteó con su varita para quitar los hechizos de la puerta.

– Ejem, ejem. – tosió Ginny.

Harry se volteó para verla.

– En caso que no lo hayas notado, Sr. Potter. Estamos solos en un cuarto fuertemente sellado y yo me acabo de quitar la túnica. ¿No te da eso algunas ideas?

Harry tragó en seco y luego sonrió. Él se movió hacia ella y la alzó al borde de una mesa. Él se inclinó y empezó a besarla apasionadamente, un beso que Ginny estaba más que feliz de recibir y compartir.


De: Hermione

Para: El imbécil

Asunto: Unicornio

¡RONALD WEASLEY NO PUEDO CREER QUE LE DIJISTE ESO A TUS HERMANOS!!!

Si yo fuera tú, no te acercarías a mi en buen tiempo, o te diría algo que lamentarías en lo mas profundo.

H


De: Una chica molesta

Para: La chica feliz.

Asunto: Tus hermanos

Gin,

La neutralidad se fue al infierno, estoy de tu lado. ¿Cuál es el plan de Harry y como puedo ayudar?

Hermione


De: ¿Feliz? No tienes idea

Para: La chica molesta

Asunto: Re: Tus hermanos

Bienvenida al equipo. Tenemos un problema un poco mayor que de seguro vamos a necesitar tu ayuda primero.

¿Que hizo el idiota ahora?

Gin


De: Todavía molesta pero curiosa

Para: ¿Por qué estás de tan buen humor?

Asunto: Re[2]: Tus Hermanos

Digamos que nuestra relación progresó de forma agradable a algo natural y el IMBÉCIL les dijo a los otros IMBÉCILES

¿Problema mayor?

H.


De: Harry & Ginny en un armario B-E-S-Á-N-D-O-S-E

Para: Esto te distraerá

Asunto: Re[3]: Tus hermanos

Sip. ¿Podrías venir a la biblioteca cuanto antes? Te advierto que vas a escuchar algo que es imposible. Es vital que confíes en mi de que se lo que estoy haciendo. Así que por favor NO digas que no se puede hacer cuando escuches la idea.

¿Así que Ron no pudo mantener la bocota cerrada? Me temo que no hay nada nuevo ahí. Pero como sea, estoy feliz, porque tener a la bruja mas inteligente de Hogwarts de este lado nos puede ayudar y mucho.

Ginny


De: Albus Dumbledore

Para: Severus Snape

Asunto: Conversaciones

Severus,

Han llegado a mis oídos que en los últimos días tuviste un par de conversaciones interesantes. ¿Has llegado a alguna conclusión?

Si llegaste a la conclusión, creo que aquella poción que mencionaste podría tener un efecto de paz increíble.

Albus

--
Jefe de Magos del Wizengamot y Gran Hechicero de la Confederación Internacional de Magos


De: Snape

Para: Viejo entrometido

Asunto: Re: Conversaciones

Me acabo de enterar de que tengo la tercera mejor red de espionaje en la escuela. La suya es mejor que cualquier otra.

Y sí, me han dicho de ciertos hechos y si no quiero tener una rebelión de estudiantes que Potter ha entrenado para luchar, voy a tener que cambiar.

Su idea tiene merito, voy a trabajar en eso inmediatamente.

Severus

--
Abogando por el fin del agite tonto de varitas por mas de quince años


De: Irma Pince

Para: Director, Hogwarts

Asunto: Reunión

Albus,

Creo que tengo que informarle que hubo un caos esta noche en la biblioteca. Por lo que pude ver casi todas las estudiantes por debajo del sexto año y algunos cuantos chicos estaban aquí. Estaban hablando de formar un club de algo pero no pude captar de que.

Yo los eché a todos de la biblioteca y no tengo idea de adonde se fueron.

Irma.


– ¿Bueno, que está pasando? – preguntó Hermione cuando entró a la biblioteca. Harry y Ginny estaban en una mesa cubiertos de libros hasta al copete.

– Oye. – sonrió Harry a su amiga. – Me alegro verte aquí.

Una mirada rápida a Ginny le confirmó a Hermione que su amiga no le había dicho a Harry la razón por la cual Hermione estaba ayudando, algo de lo cual estaba agradecida por la discreción.

– Voldemort me envió un mensaje mágico pidiéndome que me una a los mortífagos ya que sabe que Ron y yo no estamos de buenas porque estoy saliendo con la pelirroja guapísima que está sentada a mi lado. Él le envió copia del mensaje a Pettigrew, y por eso estamos buscando como crear un trasladador, el cual voy a encantar a un anexo de un mensaje.

Hermione asintió lentamente; su mente gritaba que todo el mundo sabía que enviar un encanto a través del correo mágico no funcionaba. La advertencia de Ginny fue lo que la detuvo de decir que no se podía.

– ¿Quieres que te ayude con la investigación?

– Ajá. – dijo Harry sonriendo. – Si alguien puede lograr lo imposible en par de horas esa eres tú.

– La adulación te llevará a cualquier parte, Harry. – sonrió Hermione mientras le echaba un vistazo a los libros sobre la mesa. Suspirando suavemente la chica recogió la mitad para devolverlos a los estantes.

Harry y Ginny sonrieron uno al otro. Hermione en modo de investigación era una fuerza fuera de este mundo. Nada se ponía en su camino hasta que encontrara lo que estaba buscando.

Les tomó casi dos horas encontrar la información requerida, incluyendo un viajecito al área restringida, pero Hermione se las ingenió para sacar el libro de ahí sin activar la alarma.

– Okey. – dijo un nervioso Harry. – Yo detesto los trasladadores. Pero probemos este. – él siguió el hechizo correcto, enfocándose en el punto de destino, la otra esquina de la biblioteca, y tocó su varita a un marcador de libros de Hermione.

– Deséenme suerte. – murmuró Harry mientras agarraba el marcador. Él sintió el tirón por el ombligo mientras era trasladado a su destinación. Cuando abrió los ojos, él dio un grito de alegría y corrió de vuelta a donde estaban las muchachas. Él agarró a Hermione de la silla y dio par de vueltas con ella antes de abrazarla fuertemente.

La chica sólo sonrió al darse cuenta del cambio de Harry. Él ya no era el Harry de antes que se la pasaba enfurruñado todo el tiempo, este era un Harry más maduro y uno que ella aprobaba.

Ella vio como el joven, al soltarla, se acercaba a Ginny.

La pelirroja pretendió estar asustada. – ¿No me va hacer daño buen señor? – preguntó ella con una vocecita.

Harry rió pícaramente. – Voy a disfrutar de esos labios rojos.

– ¡Oh no! – dijo Ginny abanicándose de forma dramática. Ella pretendió desmayarse de miedo, aterrizando convenientemente en el borde de la mesa donde sería más fácil que la besaran.

– ¡Ajá!, te agarré mi buena moza. – dijo Harry con voz de pirata.

– Por favor señor, no me bese. ¡Soy joven e inocente!

Hermione estaba tratando sin éxito de controlar la risa histérica. Ella esperó hasta que los labios de Harry estaban a meros centímetros de los de Ginny para interrumpir.

– Todavía tenemos que encontrar como añadir el trasladador al mensaje mágico y ver como trabaja cuando se envía.

La mirada que Ginny le espetó a Hermione hubiese abochornado al basilisco en su primer año.

Hermione sólo rió inocentemente.

Harry le dio un beso ligero a Ginny antes de soltarla. – ¿Sabes? Ella tiene razón.

– No significa que me tiene que gustar. – gruñó Ginny.

– ¿Tienes alguna idea de cómo hacer esto?

– Claro. – dijo Ginny con confianza. – Crea un mensaje mágico.

Harry asintió y escribió una nota rápida en un pergamino, tomó su varita de la mesa, el movimiento y la encantación eran simples pero para él era como algo tan natural que él apenas se molestó en decir las palabras.

Una ilusión del pergamino apareció al frente de él.

Ginny y Hermione intercambiaron una mirada larga, porque por primera vez Hermione se empezó a dar cuenta de lo que Harry podía hacer. Técnicamente lo que él acababa de hacer era imposible. Cualquier otro estudiante o maestro tenía que decir las palabras correctas con el movimiento correcto de mano. El hecho de que Harry lo hizo de esa manera era extraordinario.

– Ahora crea el anexo para el mensaje. – continuó Ginny con voz suave.

Harry asintió y de forma distraída convocó un pedazo de pergamino de la mesa. Con un sacudido de su varita y el pergamino brilló por un momento antes de que una réplica exacta apareciera, anexada a la esquina de la ilusión original.

– Haz el hechizo trasladador en el anexo, como hiciste hace un rato, pero pon la destinación para tu cama. Necesitas dormir ya que crear trasladadores te quita energía. Hermione y yo recogeremos aquí.

Harry asintió, bostezando un poco cuando se dio cuenta de lo cansado que estaba. Concentrándose fuerte en el hechizo y en su cama en la torre de Gryffindor.

Hermione se mordió la lengua, forzándose a no gritar de que ahí no había nada – no se podía anexar un hechizo a algo que simplemente no existía.

Harry lanzó el hechizo, y luego envió el mensaje.

Hubo un ligero silencio mientras los tres esperaban. Estaban casi aguantando la respiración.

Una ilusión pequeña de un pergamino apareció en la mano derecha de Harry. Decía simplemente “Harry Potter tiene un nuevo mensaje mágico”.

Casi sin querer hacerlo, Harry tocó su varita al pergamino, el cual creció en tamaño hasta flotar al frente de él.


De: Harry

Para: Yo

Anexo: prueba.pmt

Asunto: Prueba

Prueba prueba prueba prueba prueba.

Harry


Harry tocó el anexo con su varita, dándole el comando para abrirlo. Sin aviso alguno, él sintió el tirón en el ombligo de nuevo antes de aterrizar con un golpe en su cama. Él rió excitado y brincó con alegría. Casi sintió pena por Peter en ese momento.

Harry ni se molestó en quitarse sus ropas antes de acomodarse y caer dormido.

En la biblioteca, tan pronto como Harry desapareció, Hermione se descongeló del estupor en que estaba y agarrando la mano de su amiga la arrastró fuera de la biblioteca.

– ¿Para donde vamos? – preguntó alarmada Ginny.

– A la oficina de Dumbledore. – replicó Hermione sin parar de caminar.

– ¿Para qué? – la chica mas pequeña preguntó mientras trataba de mantener el paso.

– Aquí llegamos. – anunció Hermione en vez de contestar. – Emergencia Harry. – dijo ella como contraseña. – Dumbledore arregló esto el año pasado, por si había un problema para poder contactarlo rápido.

La gárgola se movió permitiendo que las chicas subieran las escaleras.

– Adelante. – Dumbledore dijo cuando llegaron al tope, antes de que pudieran tocar a la puerta.

Dumbledore tenía una reunión con sus cuatro jefes de casas. - ¿Cuál es la emergencia con Harry, Srta. Granger?

Cuando ella empezó en Hogwarts uno de los miedos mas grandes de Hermione era el meterse en líos y hablar forzadamente al frente de los maestros mas importantes de la escuela.

Seis años de ser la mejor amiga de Harry había eliminado ese problema y ella podía decir que tres de los jefes eran amigables. En algún momento u otro ella había hablado con cada uno de los cuatro jefes cara a cara, pero era normalmente para encontrar una forma de ayudar a Harry.

– ¿Puedo tomar un trago? – preguntó ella mirando con ansias lo que parecía ser una botella de whisky de fuego.

Antes de que McGonagall pudiera protestar, Snape se movió y le sirvió el trago, entregándoselo a Hermione con lo que parecía una sonrisa.

Hermione tomó el vaso mientras Ginny la miraba con shock. La joven de cabello marrón se tomó el trago de un tirón y suspiró con placer mientras el humo salía de sus orejas.

Dumbledore movió su varita de forma casual creando dos sillas para sus invitadas. No estaba preocupado por la interrupción, pero si estaba preocupado por la razón que podía hacer que Hermione entrara de sopetón y bebiera alcohol como si no hubiera un mañana.

– Okey. – dijo Hermione a la que se sentó con una mirada severa a Ginny para que hiciera lo mismo. – Acabo de ver a un estudiante romper con todas las reglas de magia.

Ella alzó su mano con cuatro dedos arriba. – Uno, él creó un trasladador en su primer intento. – dijo ella bajando el dedo índice.

– Dos, el trasladador funcionó, moviéndolo alrededor de Hogwarts, tomando en cuenta que sólo el profesor Dumbledore puede crear trasladadores aquí, debido a los escudos mágicos que están alrededor de Hogwarts. – Hermione le lanzó una mirada acusadora al director. – Usted no sabría nada sobre la Pasta Trasladadora que los gemelos han desarrollado, ¿verdad?

– ¿¿Yo?? – Dumbledore preguntó, los ojos chispeando alegremente. – De ninguna manera, como el director de Hogwarts nunca me involucraría en algo así.

Snape bufó de forma sardónica. – Por favor continúe Srta. Granger.

Hermione asintió. – Tres, él creó un mensaje mágico y un anexo sin siquiera molestarse en decir las palabras correctas o usar el maldito movimiento de mano.

Todo lo que le quedaba a la chica era el dedo meñique. – Cuarto, él creó un anexo, algo que NI SIQUIERA EXISTE y le ¡añadió un maldito hechizo trasladador al anexo!

Severus fue el primero en moverse. Él era el que estaba mas cerca a la botella de whisky. Él la agarró, y sirvió cinco vasos. Como si fueran uno, los cuatro maestros y Dumbledore vaciaron el trago de un tirón.

– ¿Estamos hablando del Sr. Potter? – preguntó Dumbledore lentamente.

– Gracias por señalar lo obvio. – dijo Snape con una risita. – Y aquí estaba yo pensando que otro pupilo en la escuela podría lograr esa hazaña con la ayuda de Ginny y Hermione.

– Severus. – amonestó Dumbledore sus manerismos casi gritando ‘no frente a las niñas’.

– Lo lamento. – dijo Snape acusando recibo del punto.

– Me traje a Ginny porque ella sabe lo que está pasando.

– ¿Srta. Weasley? – preguntó Dumbledore con una sonrisa benigna.

Ginny miró fijamente al profesor de pociones. Ella confiaba en los otros tres maestros, pero no estaba tan segura de éste, con todo y que él la ayudo con Draco esa mañana.

– ¿Puedo preguntarle algo ‘off the record’ profesor Snape?

Snape asintió.

– ¿Va a dejar de seguir siendo un … – y aquí usó la misma palabra que Blaise usó más temprano. - … con Harry?

Snape trató lo mas posible de ignorar las risitas de sus compañeros maestros.

– Sí. – dijo él suspirando, algo irritado por esa descripción de él aunque de seguro era correcta.

– Okey. – dijo Ginny sonriendo.

Ella respiró profundo antes de continuar. – La primera vez que noté algo raro fue hace unos meses. A veces cuando está en un duelo, Harry se mueve mas rápido que lo uno pueda pestañear. No es Aparición porque sabemos que no se puede Aparecer en Hogwarts y no hay ningún sonido. Es tan súbito. Un minuto estás enfrentándote a Harry y el siguiente él tiene tu varita en la mano y mirándote con esos ojos penetrantes que tiene.

– Entonces par de días atrás yo dije algo un poco tonto mientras estaba sentada sobre su falda. Él se las arregló para moverse de debajo de mí y antes de que me diera cuenta de donde estaba él ya se había ido. Lo hizo de nuevo al día siguiente pero bajo otras circunstancias.

– Al principio estaba confundida, tratando de entender como él hizo eso. Esta tarde fue que lo pude poner todo en perspectiva. Harry me preguntó si se podía poner un hechizo en un anexo. Todo el mundo sabe que eso no es posible, excepto Harry.

Los ojos de Hermione se abrieron enormemente de asombro. – Bien hecho Gin. – dijo con admiración en la voz. – Es difícil de creer pero he visto la prueba.

Filius Flitwick decidió preguntar ya que como jefe de la casa estudiosa quería saber de que estaban hablando las muchachas. – ¿Podrían explicarnos a aquellos que tenemos un mero nivel de genio lo que está pasando? – pidió con una sonrisita.

Ginny y Hermione se ruborizaron antes de explicarles a los maestros. – Lo siento. – dijo Ginny nerviosamente. – Básicamente la conclusión a la que he llegado es que Harry no sabe lo que es imposible. Nadie nunca le ha dicho que uno no se debe mover en el espacio y aparecer donde te de la gana, él solo lo hace. Lo mismo con el trasladador anexo, él no sabía que no se podía hacer, y nosotras no le dijimos, así que él lo hizo.

Flitwick asintió aprobando. – Excelente compresión de la psicología, Srta. Weasley. Veinte puntos para Gryffindor. Deberíamos usar eso en clase. – dijo él a los otros maestros. – Es bien ingenioso.

Los otros profesores tomaron un poco mas de tiempo en captar lo que dijo Ginny, pero ahora se daban cuenta que la chica simplemente había dicho que Harry podía hacer cualquier cosa que él creyera.

– Gracias por traernos este asunto a colación Srta. Granger. – dijo Dumbledore con cara pensativa. – Les voy a pedir que continúen actuando como lo han hecho y no le digan a Harry que no puede hacer algo. Voy a arreglar algunas cosas para ver cuales son los límites del Sr. Potter.

Hermione asintió y se puso de pie, reconociendo el despido por lo que era. Con Ginny firmemente detrás, las dos muchachas se regresaron a su sala común y a dormir.

Hubo un silencio total entre los cinco maestros hasta que McGonagall lo rompió. – Tahití, creo. – dijo ella con una risita.

– ¿Tahití? – pregunto Pomona Sprout confundida.

– Si, Tahití. – confirmó McGonagall. – Creo que me iré para allá de vacas este verano.

– ¿Vacaciones con Voldemort rampante? – Filius la miraba con curiosidad.

McGonagall se rió. – ¿Oh, él? No tiene ninguna oportunidad. Ya ganamos, el todavía no lo sabe.

– ¿Ah?? – Snape preguntó antes que su quijada se abriera en shock.

Minerva McGonagall, Subdirectora de Hogwarts, Jefa de la Casa Gryffindor, respetada miembro de la Orden del Fénix, estaba parada sobre el escritorio del director haciendo un bailecito de puro placer.

– Te lo dije Sevvie. – cantó ella alegremente mientras meneaba su austero cuerpo. – Pon una mujer fuerte detrás del mago más poderoso del mundo y tienes una fuerza incomparable. Pon dos mujeres asombrosas detrás de él y nada podrá detenerlo. Cuando Harry por fin se decida no habrá mas Voldemort. Él esta muerto, él sólo no lo sabe todavía.

Con una enorme sonrisa, la profesora se bajó del escritorio y se sentó de nuevo sin nada de bochorno en la cara.

– Lo que me gustaría saber. – dijo Flitwick. – Es como tres Ravenclaws terminaron en Gryffindor.

– ¿Que quieres decir? – preguntó Dumbledore, notando los ojos de Snape, vivos de interés.

– La Srta. Granger es obvio, ella obtiene las mejores marcas de todos mis estudiantes. La Srta. Weasley ha estado demostrando su inteligencia por varios años. Y claro está, el Sr. Potter, cuando no se esconde bajo ese velo de querer ser normal, es el mejor estudiante mágico que he enseñado. Estoy un poco abochornado de que yo nunca llegué a la misma conclusión de Ginny.

– Es extraño. – dijo Sprout con una sonrisa ligera. – Yo iba a decir lo mismo sobre ellos pero siendo Hufflepuffs. Los tres han demostrado una lealtad y afección sin igual. Hermione ayuda a todo el que lo necesita con las tareas. Ginny nunca dice que no si alguien tiene un problema y Harry le ha dado la bienvenida a todo el que quiera entrar al ED, incluidos los de Slytherin.

Dumbledore sonrió, los ojos brillando. – Yo tuve una larga conversación con Alistair sobre este mismo tópico.

– ¿Quién es Alistair? – preguntó Snape.

– El Sombrero Seleccionador. – explicó el director. – A veces tenemos charlas largas, un sujeto bien inteligente. Él me dijo que los tres fueron bien difíciles de colocar. Él casi casi puso a Harry y a Ginny en Slytherin y a Hermione en Ravenclaw. Ellos están en Gryffindor porque los tres pidieron estar ahí, una decisión que a veces pienso ellos han lamentado un poco. Alistair dijo que el accedió en colocarlos en Gryffindor porque era el mejor lugar para ellos.

– ¿Qué tal Ron Weasley? – preguntó McGonagall.

– El Sr. Weasley es un Gryffindor clásico, con todas sus virtudes y defectos. – suspiró Dumbledore. – Él ha sido en varias ocasiones la frustración que los otros necesitaban para florecer, pero lamentablemente bien poca de la influencia de ellos tres ha hecho mella en el joven Weasley. Hay veces que he querido que fuera menos impetuoso y más atento. Que fuera más tolerante de otros. Me temo que él todavía vive en un mundo donde Gryffindor son los buenos y Slytherin los malos.

De repente Dumbledore sonrió. – A pesar de eso, hay veces que me pregunto como será el resultado de sus esfuerzos para interferir con la relación entre el Sr. Potter y la Srta. Weasley y que efecto tendrá en él. ¿Severus, tengo entendido que tú estás a cargo del libro de apuestas?

– Así mismo es. – sonrió Snape.

– En ese caso, le apuesto 20 galeones al Sr. Potter.

– Sólo una cosa. – dijo Sprout. - ¿Para que Harry querría saber como crear un trasladador y anexarlo a un mensaje mágico?

Caras preocupadas fue su única respuesta.


De: Severus Snape

Para: Potter

Asunto: Mi oficina

Potter, por favor pasa por mi oficina antes del desayuno.

S.

--
Abogando por el fin del agite tonto de varitas por mas de quince años


De: El niño que vivió

Para: El profesor de pociones

Asunto: Re: Mi oficina

Ahí estaré señor.

Harry.


De: Ron

Para: Hermanos

Asunto: El peor día  

Chicos,

La travesura fue perfecta. Seguí las instrucciones al pie de la letra y Harry llegó al Gran Salón envuelto en una toalla.

De ahí las cosas se pusieron de mal en peor. Parece que cuando consideramos el estar en cueros en público la imagen que teníamos de Harry era la misma: el chico escuálido y tímido de hace varios años.

Desafortunadamente Harry ya no es ese chiquillo y si tengo que escuchar una sola palabra más de que tan guapetón se ve Harry en una toalla les juro que voy a vomitar.

No solo la travesura falló en abochornarlo, también falló en separarlo de nuestra hermana. Él está algo enojado con nosotros y de hecho nos dio una declaración abierta de guerra. Algo que estoy seguro tiene a nuestra hermana bien contenta.

Ron.


De: Bill

Para: El chiquitín

Cc: Los otros ‘manos

Asunto: Re: El peor día 

No te preocupes, de seguro podemos inventarnos otra cosa que trabaje mejor. ¿Ideas?

Bill


De: El dúo dinamita

Para: Cinco pelirrojos

Asunto: Re: Re: El peor día 

En realidad, nosotros no tenemos problemas con Harry. No se asustó con una travesura que hubiese echo a otro correr hasta el fin del mundo.

Echémosle un vistazo a los hechos. Michael se asustó con solo una pequeña amenaza de Ron. Dean, nosotros lo asustamos cuando amenazamos parte de su hombría.

¿Harry? Ni siquiera le dimos una advertencia, fuimos directo al grano e hicimos una travesura fenomenal. Él pasó la prueba de Fred y George.

Gred

--
Sortilegios Weasleys – Muy pronto en el Callejón Diagon.


De: Percival Weasley

Para: Hermanos, todos.

Asunto: Re: Re: Re: El peor día 

Fred, George,

Estuvimos de acuerdo en que estaríamos juntos en este asunto. No es nada personal en contra de Harry.

Ron tu hiciste parte, así que no te echamos ninguna culpa. La prioridad ahora es que hacer de nuevo para persuadir a Harry a que la deje.

Percy.

--
La información de este mensaje mágico es confidencial y puede ser privilegio legal.  Este mensaje es únicamente para el destinatario original. El acceso a este mensaje mágico por cualquier otra persona no esta autorizado. Si usted no es el destinatario, cualquier revelación, copia o distribución u otra acción tomada u omitida en relación con el mensaje es prohibida e ilegal.


De: Ron

Para: los chicos

Asunto: Se puso peor

1, acabo de escuchar de buena fuente que Potter y nuestra inocente hermana fueron vistos saliendo de un closet.

2, Hermione encontró el comentario que hice sobre el unicornio y creo que ella va a ayudar a Potter a conseguir revancha contra nosotros.

Ron – un poco depresivo


De: Chico Dragón

Para: Chicos no-dragones

Asunto: Re: Se puso peor

Okey, estoy de acuerdo que el punto 1 es serio, y vamos a tener que estar seguros que la próxima advertencia con Harry sea exitosa. El punto 2, lo siento hermanito, eso es asunto tuyo.

C.

--
Draconis dominium


De: El estratega

Para: El inocente táctico

Asunto: Re[2]: se puso peor

¿Necesito recordarles que mi novia es la bruja MAS inteligente de posiblemente todos los tiempos? ¿Y que Potter es extremadamente poderoso? ¿Y que nuestra hermana no se queda tan atrás tampoco?

No me extrañaría que sus parejas se enteren de este asunto.

Ron


De: Bill

Para: Los pelirrojos mas jóvenes

Asunto: Re: Re[2]: Se puso peor

Ok, eso pondría la cosa un poco fea. Si ustedes creen que mamá da miedo, no han visto a una mitad veela furiosa.

Vamos a tener que cruzar ese puente cuando lleguemos ahí.

¿Qué vamos a hacer con Harry?

B.


De: Harry Potter

Para: Los seis Idiotas

Cc: Mi amor y sus padres

Asunto: Nuestra relación

Caballeros, y estoy usando ese término libremente

Ha llegado a mis oídos que ustedes no aprueban de mi relación con Ginny, llegando al extremo de que pensaron necesario transportarme al Gran Salón envuelto en una toalla.

Error grande.

Si hubiesen venido hacia mí con razones lógicas de porqué no debo salir con su bella hermana quizás hubiese considerado escucharles. En vez de eso decidieron hacerme una broma pesada.

Error descomunal.

Pienso que por alguna razón ustedes no tienen idea de con quien se están metiendo. Podría hablarles con detalles de todas las veces que me he enfrentado a Voldemort, mas veces que el resto de todos ustedes, y como he sobrevivido cada vez.

Pero no haré eso.

En vez, les voy a contar una historia.

Érase una vez, y dos son tres, hace unos veinte años había un grupo de cuatro hombres y luego una mujer, que fueron legendarios en Hogwarts. Tres de ellos eran animagos, el otro era un hombre-lobo. Todos pertenecían a Gryffindor. Se les conocía como Cornamente, Canuto, Lunático y Colagusano.

Muchos no saben esto pero Colagusano era un traidor, así que no hablaré de él.

¿Tomamos a Lunático primero? Él era un hombre-lobo. Sus amigos se hicieron animagos para poder pasar la luna llena con él. Cuando dejó la escuela él peleó en la primera guerra contra Voldemort y terminó dando clases de defensa en Hogwarts. Él es miembro a tiempo de la Orden del Fénix. Fueron su investigación y destreza lo que logró la creación del Mapa de los Merodeadores. Él es también un buen amigo mío, uno de los pocos adultos en quien confío plenamente. ¿Su nombre? Remus Lupin.

Ahora veamos a Canuto. El legendario Canuto. Su forma es la de un grim gigante. Él era el cerebro detrás de muchas de las travesuras de los Merodeadores, incluyendo aquella en que pintaron la sala común de Slytherin de color rosado fluorescente y le dieron a Snape una permanente de forma permanente. Cuando dejó la escuela, fue falsamente acusado de asesinato y sentenciado a Azkaban sin juicio. Muchos años después, él se escapó y ha estado luchando contra Voldemort y los mortífagos sin parar. Él es mi Padrino y otro adulto que amo y confío. ¿Su nombre? Sirius Black.

Finalmente llegamos a Cornamenta, el líder de los Merodeadores. La pega que los mantenía unidos. La persona que los guiaba y dirigía, llevándolos a más aventuras que cualquier otro grupo de gente (Sin incluirme a mí). Su ingenuidad y lealtad significa que él es recordado con cariño después de tantos años. Después de la escuela, él se casó con el amor de su vida y tuvo un hijo. Él luego fue asesinado junto con su esposa por el Gran Cretino. Él era mi padre James Potter.

Como ven, ustedes decidieron empezar una guerra de bromas pesadas contra alguien que hasta el mismo Voldemort le teme. Alguien que es hijo del mayor bromista de la historia. Alguien que es parte integral en la vida de los últimos dos merodeadores.

Ahora les voy a dar una advertencia justa de que voy a tomar revancha contra ustedes, pero tengo que vérmelas con Pettigrew primero y aclarar el nombre de mi padrino segundo. Eso debe de tomar un día o dos y va a tomar bastante de mi tiempo. Hermione y Ginny han sido invaluables. Ustedes idiotas no tienen idea en que lío se han metido.

Me estoy enamorando de Ginny y no hay nada que ustedes hagan o digan que me va a hacer cambiar de parecer.

Harry


De: Ginny

Para: Mi amor

Asunto: Mensaje a mis hermanos

Harry eso te quedó genial. Tú eres genial. Estoy tan orgullosa de ti y por decirles que estamos enamorados,

Te amaré por siempre

Ginny.


De: Fred y George

Para: Hermanos

Asunto: Ay m&%^

¡CARAMBOLAS! Ron, ¿tu sabías de esto?

George y Fred

--
Sortilegios Weasleys – Muy pronto en el Callejón Diagon.


De: Ron

Para: Hermanos

Asunto: Re: Ay m&%^

Bueno, pues claro. ¿Por qué? Eso no cambia nada

Ron


De: Los gemelos

Para: Idiota hermano menor

Cc: otros hermanos

Asunto: Re: Re: Ay m&%^

¿QUE NO CAMBIA NADA???? ¿Estas loco?!? ¡Estos son los merodeadores, ellos hacen que nuestras bromas se vean CHAPUCERAS!

Lo decimos de nuevo, Harry nos cae bien. Si le damos una disculpa ligera, podemos olvidarnos de este asunto y todo el mundo es feliz.

Fred y George

--
Sortilegios Weasleys – Muy pronto en el Callejón Diagon.


De: Charlie

Para: Hermanos

Asunto: Ok, que no panda el cúnico

Escuchen, así que él es hijo de un merodeador, ahijado de otro y amigo de un tercero. Así que se enfrenta con Aquel-que-no-debe-ser-nombrado regularmente y esta tras la pista de Pettigrew.

¿Y que?

No importa. Somos Weasley y nadie nunca nos ha derrotado.

Charlie

--
Draconis dominium


De: Percival Weasley

Para: Hermanos

Asunto: Re: Ok, que no panda el cúnico.

Estoy totalmente de acuerdo. No hay nada que puedan hacer, seremos triunfadores.

P.

--
La información de este mensaje mágico es confidencial y puede ser privilegio legal.  Este mensaje es únicamente para el destinatario original. El acceso a este mensaje mágico por cualquier otra persona no esta autorizado. Si usted no es el destinatario, cualquier revelación, copia o distribución u otra acción tomada u omitida en relación con el mensaje es prohibida e ilegal.


Anexo especial de Tim :)

– Bienvenidos alumnos del 2do año. Mi nombre es el profesor Jeconais y yo les voy a enseñar sobre la Tecnomagia. ¿Alguno de ustedes sabe lo que es la Tecnomagia?

Una de las niñas alzó la mano de forma entusiasta.

– Sí señorita…

– Granger, señor. Hermione

– Okey Srta. Granger, ¿que es tecnomagia?

– Es la combinación de las ideas de la tecnología muggle con la magia práctica.

– Excelente. – dijo el profesor. – Cinco puntos para Gryffindor. ¿Ahora, alguno de ustedes sabe las ventajas de Tecnomagia comparada con la tecnología muggle?

Nadie alzó la mano. Algunos estudiantes se veían un poco disgustados ante la idea de que estaban haciendo algo relacionado con muggles.

– Saquen pergamino y pluma. – dijo el profesor. Cuando todos estaban listos, él continuó. – la tecnología muggle depende de aparatos, como las computadoras para poder trabajar. En su forma simple las computadoras son maquinas que siguen instrucciones y hacen lo mismo una y otra vez con un 100% de fiabilidad. Sin embargo, el problema viene en las instrucciones. Fueron creadas por humanos y muchas veces tienen pequeños errores.

– La tecnomagia supera estos problemas con una capa mágica que interpreta los comando que ustedes dan y se aseguran de que están correctos.

– Como la tecnología muggle, todo lo que ustedes necesitan saber es los hechizos de alta intensidad y la tecnomagia se encarga de los hechizos de baja intensidad. El equivalente muggle es mecanografiar en un procesador de palabras. Ustedes no necesitan entender como trabajan un teclado, la computadora y un monitor para ver los resultados.

– Nosotros ofrecemos cursos avanzados en tecnomagia para aquellos que quieran entender como la RedMágica trabaja.

– Hoy vamos a estudiar los mensajes mágicos. ¿Alguien sabe lo que es un mensaje mágico?

La misma chica de hace un rato alzó la mano otra vez. El profesor miró alrededor esperando ver otra mano.

– ¿Sr. Malfoy?

Malfoy se puso de pie con una mueca desdeñosa en la cara. – Un mensaje mágico es como el correo de lechuzas solo que es instantáneo. Uno crea un mensaje, le da un destinatario y lo envía. La RedMágica hace el resto.

El profesor Jeconais asintió. – Cinco puntos para Slytherin. Cuando ustedes crean un mensaje mágico lo que ven es una representación ilusoria del mensaje. No hay nada físico ahí.

– Cada mago tiene su propia dirección de correo mágico, es única y exclusiva. Por razones de privacidad no hay registro central de estas direcciones. Tengan cuidado a quien le dan su dirección de correo mágico, porque es difícil sacar otra.

– Como ustedes ya son estudiantes de Hogwarts, ahora son elegibles para sacar su propia dirección. – un murmullo de excitación surgió entre los alumnos. – El procedimiento es simple: ustedes le preguntan a la RedMágica por identificación, esta escanea su firma mágica, la memoriza y luego la archiva. La identificación que da de vuelta es un poco complicada pero ustedes rápido aprenderán a usar aliases. Como toda magia es el pensamiento detrás del hechizo lo que cuenta tanto como el hechizo persé.

– Ahora quiero que todos saquen sus varitas. La primera encantación es simplemente 'Aedifico Ego'. Sentirán un cosquilleo en lo que la red hace su trabajo. La identificación es su nombre, seguido por un punto de exclamación, seguido con un numero de identificaron y su país de origen.

Los alumnos del segundo año se miraron unos a los otros antes de seguir. Todos sintieron una sensación de rosquillitas y luego una voz dándoles sus direcciones. Hermione escuchó “Solicitud de identificación con la Red Mágica aceptada. Nueva identidad aceptada: Hermione.Granger!434121624.UK".

– El próximo paso es crear una casilla de correo mágico para ustedes. Aunque los mensajes son enviados directamente a ustedes, no importa donde estén, es buena idea tener un sitio donde archivarlos, para que así puedan re-leerlos o responderlos en otra fecha mas adelante.

El profesor caminó entre ellos repartiendo entre los estudiantes pedazos de pergamino. – Este pergamino está encantado. Cada vez que reciban un mensaje mágico, el asunto aparecerá aquí. Con solo darle un toquecito con su varita, podrán leer el mensaje. Para activar la casilla, simplemente escriban sus direcciones de correo mágico en el tope del papel.

Cuando los estudiantes escribieron sus correos, el pergamino parpadeó y luego las direcciones se desvanecieron dejando solo sus nombres.

– Excelente. – el profesor Jeconais sonrió. – Ahora que tienen correo mágico, es hora de que se envíen un mensaje de prueba.

– Enviar un mensaje es un poco más complicado, y eso es para evitar que la gente los envíe de accidente.

– El primer paso es crear un mensaje. Simplemente escriban lo que quieran en un pergamino normal usando el siguiente formato.

– La primera línea es el remitente. Escriban De: dejen un espacio, luego una identificación personal para ustedes. No importa lo que escriban porque la RedMágica automáticamente añade su dirección cuando lo envían.

– La segunda línea es el destinatario. Escriban Para:. Es importante que escriban bien el nombre de la persona porque si no el mensaje rebotará o le llegará a la persona equivocada. Cuando lo escriban, la dirección se desvanecerá permitiéndoles escribir un alias.

– La tercera línea es el asunto, así que escriban Asunto: Hay otras líneas adicionales que vamos a cubrir en la otra clase. Pero estas son las líneas claves.

– Antes de continuar creo que tenemos que hablar un poco sobre RedMetiqueta - etiqueta de la Red Mágica. Hay unas reglas simples que seguir, escribir todo en letras mayúsculas se considera el equivalente a gritar, y no se ve muy bien.

– Segundo, cuando contesten, añadan un Re y dos puntitos antes del asunto, para que la gente sepa a cual mensaje ustedes están respondiendo. ¿Sí, Srta. Granger?

– ¿Qué significa Re: señor? – preguntó la aludida.

– Re: es latín para ‘sobre’, aunque muchos piensan que es un diminutivo de Responder o Respecto a.

– Ahora, cuando ustedes se encuentren participando en una conversación larga de mensajes mágicos van a terminar con una retahíla de Re:’s y personalmente a mí no me gusta ver eso. Así que cuando escriban su respuesta cuenten el numero de Re:s, añadan uno y pónganlos entre corchetes al lado del Re:. Si veo un mensaje de algún estudiante de Hogwarts con muchos Re:’s voy a quitar puntos.

– Como ahora tienen el mensaje de prueba, necesitan crear el mensaje mágico, la encantación es 'Aedifico Nuntius'. A la misma vez necesitan mover la varita en de forma rectangular, de esta forma.

El profesor iluminó la punta de su varita para que pudieran ver el movimiento. Él la movió a través, hacia abajo, hacia atrás y arriba antes de cruzarla diagonalmente. – La forma es como la de un sobre de correo. El hechizo le dice a la RedMágica para que se prepare para un nuevo mensaje. Luego ustedes tocan la varita al pergamino y el hechizo duplica el pergamino al frente de ustedes.

Los estudiantes siguieron las instrucciones y segundos mas tarde, tenían ilusiones flotando al frente de ellos.

– Este es la última oportunidad que tienen de cancelar el mensaje antes de enviarlo. Una vez hayan enviado el mensaje no hay forma de detenerlo. Si están conformes con el mensaje toquen su varita en la esquina sobre la línea De: y digan ‘Dimitto’. Esto enviará el mensaje a través de la RedMágica.

– Tan pronto el mensaje se ha enviado, dos cosas pasarán, y ustedes podrán apreciar lo ingenioso de la Red. Van a recibir una pequeña notificación en la mano de su varita de que tienen un nuevo mensaje mágico, el cual pueden leer sin usar un hechizo, simplemente con tocarlo con su varita, se abre el mensaje. A la misma vez, el mensaje es archivado en su casilla de correo mágico.

Los estudiantes miraron con regocijo mientras sus mensajes se desaparecían y luego cuando una ilusión apareció en sus muñecas de la mano informando que tenían un mensaje.

El profesor miro su reloj. – Okey chicos, quiero un pie de pergamino sobre los usos de los mensajes mágicos para la próxima lección, donde vamos a cubrir los anexos y las prioridades.

Harry, Ron y Hermione caminaron fuera del salón de clases juntos.

– ¿Qué piensan sobre el profesor Jeconais?

– Me gusta. – dijo Hermione con una sonrisa alegre.

– A ti sí. – gruñó Ron mientras sacaba una rana de chocolate. – Parece agradable, aunque se ve un poco bobalicón.

  • Previous
  • Next
You should follow me on Twitter.
Follow @Fanficauthors for the fastest updates

Author Notes:

[1] Blaise Zabini: Aunque usted no lo crea en la versión inglesa nunca se había especificado el sexo de Blaise. Este nombre es uno que aplica tanto a un varón como a una mujer. Y como este fic Tim lo empezó a escribir antes del anuncio de que Blaise es un varón pues yo decidí dejarlo así. Menos problemas para mí. (Personalmente yo pensaba que era varón, el anuncio solo me lo especificó.)

[2] En cuanto al mensaje en código, no fue que tuviera problemas, o que esté incorrecto, (digo, creo yo) sino que yo le cambié las 26 letras del alfabeto inglés a 30 letras. Según la Real Academia de la Lengua Española el alfabeto español tiene 29 letras. Yo todo lo que hice fue añadir la rr como letra adicional para me diera un total de 30 y hacer el cálculo de sumar un espacio cada 15 letras. Por ende la A se convirtió en M y la M en A. Lo mas seguro cometí algún error cuando escribí el mensaje en código pero jamás se me pasó por la mente buscar en el Internet lo del rot13 porque no sabía que eso existía. En todo caso no funcionaría con el español porque el alfabeto español tiene más de 26 letras. (Yo aprendí en la escuela que al alfabeto español se le añadía la ch, la ll, la ñ y la rr…pero pos ni modo) Claro pude haberlo dejado explicando lo del alfabeto inglés y todo eso… pero… sigh! Decidí hacerlo en español y transcribir el mensaje a mano para luego pasarlo al capítulo. (Yo siempre haciendo las cosas a la difícil… pero así soy yo)

[3] para los interesados: el primer email fue enviado por Ray Tomlinson en el Arpanet en el 1971 porque pensó que era buena idea. Magos americanos desarrollaron el correo mágico en el 1972 siguiendo el modelo muggle. La idea de los anexos no surgió sino años después.
¿Alguien captó el homenaje al Chapulín Colorado???

Log in using your account with us

Log in/create an account using

Create account

Retrieve your password

Simply enter your email address in below, and we will send you an email with a NEW password in it. Once you have logged in, you will be able to change your password to something a little easier to remember.